El técnico granadino compareció ante los medios una vez finalizado el encuentro en el Molinón

Para Lucas Alcaraz no queda otra que seguir para adelante, aunque ha sido tajante a la hora de hablar sobre los tres goles encajados en siete minutos. “No quiero quitar méritos al Sporting pero si te meten tres goles en siete minutos es que algo no hiciste bien” – añadiendo – que “hubo dos partidos, uno hasta el empate y otro después”.

“Hay que sumar 37 puntos que son seis victorias y hay partidos para lograrlos, hay que hacerse fuerte en casa y hacer una machada fuera”, ha señalado el técnico del equipo granadino. Sobre el motivo de esa reacción tras el 0-1, Alcaraz dijo lo siguiente: “No nos echamos atrás. El primer gol es un balón a la espalda de nuestros defensas, que están a 60 metros de la portería. Nuestros pivotes buscaban la presión de los suyos. Ojalá nos hubiéramos echado atrás porque estoy seguro que no nos hubieran metido el 1-1, pero ese no era el mensaje porque sabíamos que quien encajara en este tipo de partidos un gol iba a tener minutos complicamos y buscábamos hurgar para intentar hacer el segundo”.

Para Alcaraz, “en este tipo de partidos el que encaja un gol pasa por momentos difíciles y es cuando hay que tratar de aprovechar para marcar el segundo. Hay que seguir trabajando y mantener la calma y sobre todo mejorar el rendimiento fuera de casa. No podemos llevar un año sin ganar. Nos tenemos que dejar hasta la última gota de sangre en intentar ganar esos seis partidos. Se han perdido dos grandes oportunidades en las dos últimas salidas” indicó Alcaraz aunque ha admitido que el Sporting “mereció la victoria”, finalizó.