La temporada 2012/2013 fue la mejor temporada de Chico Flores, siendo un pilar clave del Swansea City campeón de la Copa de la Liga Inglesa y consiguiendo la clasificación para la UEFA Europa League. El Bayern de Guardiola puso las miradas sobre el central gaditano

La explosión futbolística del reciente fichaje del Granada CF fue en la temporada 2012/2013, la temporada previa a la llegada de Pep Guardiola a la ciudad bávara de Múnich, el central andaluz despuntaba en la Premier League en el equipo revelación del fútbol británico y las miradas estaban puestas sobre el contundente zaguero español.

El “Spanish Swansea” de Michael Laudrup estaba consolidado a través de una columna vertebral de origen español: Chico Flores, Ángel Rangel, Pablo Hernández y Michu. El conjunto galés danzaba en su segundo año en la Premier League con la soltura y los rasgos de los equipos de Laudrup, el principal valedor de Chico tras el año donde ambos defendieron el escudo del RCD Mallorca; Laudrup depositaba su confianza en el gaditano como eje de su esquema defensivo. El Swansea City terminó la temporada, en la posición novena y acabó consiguiendo el mayor hito de la historia moderna del fútbol de clubes galés; la Capital One Cup en el mítico Estadio de Wembley.

Por otro lado, Pep Guardiola trabajaba los patrones de su nuevo equipo, el todopoderoso Bayern de Múnich que llegaba a las manos del catalán tras hacer una temporada histórica consiguiendo el increíble triplete. Guardiola quería imprimir su sello como entrenador en Alemania con “ADN español” y la figura de Chico Flores parecía encajar en su idea futbolística, siempre enamorado de la polivalencia de los futbolistas, como la que describe al central andaluz que desempeña muy bien las labores de pivote defensivo pese a ser un contrastado defensa central.

Chico Flores no era un desconocido para Guardiola, el entrenador español contó con el zaguero andaluz en su experiencia, previa al éxito con el Barça, con el filial azulgrana manteniendo una grandísima relación desde la 2007/2008. Un año después jugador y técnico, deslumbraban en la élite del fútbol y volvieron a encontrarse en un terreno de juego, concretamente en el césped del Camp Nou en el partido FC Barcelona – UD Almería donde Chico Flores hizo un marcaje a  Xavi Hernández, que dejó al mejor mediocentro del momento desconectado del juego del Barça aunque finalmente el Barcelona consiguió la victoria final.

Josep Guardiola quedó impactado con el poderío físico y la calidad táctica del futbolista; en Febrero de 2013, el medio británico Daily Mail destapó el interés de Guardiola por Flores, como el perfil idóneo para el conjunto muniqués. Los medios británicos se hacían eco de uno de los rumores del momento en Reino Unido, debido al nivel que estaba demostrando el andaluz en los estadios de la Premier League. El medio nacional Marca desveló el interés del Bayern de Múnich, debido a la confirmación de contactos con el entorno del jugador andaluz aunque finalmente no llegó una oferta solida a los agentes del jugador. Chico Flores se sentía muy orgulloso por ver como su nombre sonaba con fuerza en grandes clubes de Europa y se especulaba con la posible oportunidad de ver de nuevo a Chico con la camiseta de la Selección Española, tras su paso por la Sub 21.

Finalmente las molestias en su rodilla tras la lesión de ligamentos del zaguero y la ausencia de una oferta consolidada por parte de la escuadra bávara, el gaditano siguió enrolado en las filas del Swansea City y acabó disputando 9 partidos en la UEFA Europa League, ayudando a redactar parte de la historia futbolística del País de Gales.

 

Foto: Daily Mail