Advertisements

Salva Ruiz, que fue jugador del Granada CF, vuelve a jugar un partido casi dos años después, tras superar una grave enfermedad que le mantuvo alejado de los terrenos de juego

El joven futbolista de Albal con 22 años, volvió a disputar un partido con el Valencia Mestalla ante el Alboraya Juvenil y tuvo 45 minutos de juego tras estar casi dos años alejado del césped futbolístico debido a la grave enfermedad que le detectaron y que finalmente ha acabado superando, una aplasia medular.

Lubo Penev le dio la oportunidad de ser titular en el partido con el brazalete de capitán, el primer encuentro que jugaba desde el 17 de diciembre de 2015, cuando vestía la camiseta rojiblanca del Granada CF en el choque copero ante el Leganés. El joven futbolista, una de las joyas más prometedoras de la prolífica fabrica de laterales izquierdos del fútbol nacional, ya había debutado de forma oficial con el Valencia CF y era un fijo en las categorías inferiores de la Selección Española de fútbol. Su primera temporada como jugador de la élite nacional fue en la capital nazarí, en calidad cedido y en su primer partido como titular acabó expulsado.

Tras el partido ante el Leganés, su vida tuvo un giro tremendo e inesperado, antes de viajar hacía Nueva York de vacaciones, a través del sangrado de una muela, le fue detectada una aplasia medular que le cambió la vida durante dos años. Salva Ruíz aún no ha recibido el alta competitiva aunque el Valencia le ha hecho contrato con el Mestalla para que sea una pieza importante del filial valencianista, en su nuevo asalto a la división de plata.

La joya ché  podrá tener minutos oficiales, tras poner fin al calvario, ante el Hércules debido a que Centelles es baja por sanción y Lubo Penev podrá contar con Salva Ruiz para volver a sentirse futbolista.

Foto: Diario AS | Alberto Iranzo