El delantero, que se retiró antes de tiempo este miércoles del entrenamiento, estará de baja las próximas cuatro semanas

Se acerca el final de temporada y al Granada se le ha presentado un problema importante con Adrián Ramos, porque según ha informado el club, el delantero sufre “una rotura miosfacial del aductor mediano de la pierna derecha” tras la exploración y las pruebas diagnósticas que se le han realizado en la mañana del jueves, y estará de baja “por un periodo estimado de cuatro semanas”, perdiéndose no solo la cita de este domingo en Oviedo, sino también los partidos de Numancia, Lorca y probablemente Osasuna.

El ariete llevaba tres goles en Liga y su aportación al equipo estaba siendo muy positiva en las últimas semanas, pero no estará en una de las fases decisivas de la temporada, donde el equipo granadino se enfrentará a tres rivales directos por el ascenso. De esta manera se le presenta una oportunidad a Joselu para volver al once titular, y también para Rey Manaj, que no ha jugado en los últimos encuentros.

Foto: Pepe Villoslada | Granada CF

Share This