La destitución de José Luis Oltra se vio acompañada en Oviedo por un fallo infantil de Javi Varas que propició al empate a uno. Años atrás, en 2010, Álvarez Tomé y Jose Juan protagonizaron un hecho similar, que acabó con el entrenador cesado a ocho jornadas del final

La temporada 2009-10 fue la del salto a la élite décadas después para el Granada CF, pero no fue fácil. La temporada en Segunda B estaba siendo muy complicada, sobre todo lejos de los Cármenes, donde al igual que el Granada del presente, tuvo muchos problemas para conseguir la victoria. El objetivo era ascender quedando en primer lugar del grupo IV, y no cabía otra posibilidad viendo el esfuerzo económico que realizaron Quique Pina y los Pozzo. Pero aquella temporada, y la presente, guardan detalles similares, como si estuviesen viviendo vidas paralelas. A ambos equipos se le exigía ascender, y ambos sufrieron un cambio de entrenador en tiempo de Cuaresma.

No queda ahí la similitud, sino también en el hecho de cómo se produjeron los últimos partidos de los entrenadores. La derrota en Marbella por 3-1 del Granada, derivó en la destitución de Álvarez Tomé al frente de la nave nazarí. El tercer gol del equipo marbellí pilló descolocado a José Juan, que se vio sorprendido por un disparo de Cristian desde el centro del campo. El meta intentó despejar de tacón, al borde del área, pero no fue posible y el balón acabó entrando en la red. Al día siguiente Tomé fue despedido. Los rojiblancos se encontraban en segundo lugar, a cuatro puntos del Melilla, que lideraba la tabla. A pesar de estar en una cómoda situación, el club exigía liderar el grupo y ascender de la forma más rápida posible. La imagen fuera de casa era incluso peor que en la actual, por lo que la directiva decidió cesar a Tomé y confiar en Fabri para los ocho partidos que restaban.

Al igual que pasó en su día, ahora con Oltra, ha pasado una situación prácticamente idéntica. El Granada perdió en Oviedo por 2-1, pero el empate a uno de los locales fue, en parte, culpa de Javi Varas, que intentó que el balón no saliera por línea de fondo, con tan mala fortuna, que se le escapó, aprovechando el equipo local para hacer el gol del empate. Al dia siguiente Oltra era despedido. Ahora el Granada se encuentra en quinto lugar, a ocho de la zona de ascenso directo, que es el objetivo número uno del club esta campaña.

Morilla, al igual que Fabri, debutará en periodo cuaresmal

En el año 2010 llegó Fabri González al banquillo del Granada. Un completo desconocido que tenía la dificil labor de ascender con el cuadro rojiblanco a Segunda División. Cogió al equipo en la jornada 31, coincidiendo con el Sábado de Pasión, dia anterior al Domingo de Ramos, empatando a un gol frente al Betis B. Ocho años más tarde, otro “desconocido” como Morilla, debutará también en Cuaresma, concretamente el Domingo de Ramos, en la jornada 32.

Share This