El mítico entrenador de los ascensos del Granada Club de Fútbol estuvo presente en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. En los alrededores estuvo charlando con distintos aficionados granadinistas a los que agradeció el cariño y el “amor” que le transmite la capital de la Alhambra. El gallego les confesó su deseo y no descartó la posibilidad de volver al club nazarí

Fabri González siempre formará parte de la historia del club andaluz, su legado es eterno e incalculable hasta tal punto de formar parte de una de las puertas del Nuevo Los Cármenes, una estampa material con un valor sentimental impresionante. El actual entrenador del Lorca volvió a escaparse para presenciar en directo el desastroso encuentro del Granada, un hecho habitual para él, al que devolvió la ilusión del fútbol profesional tras décadas a la deriva de las categorías que vuelven a inquietar al granadinismo.

Los hinchas rojiblancos se percataron de la asistencia del míster lucense y acudieron ilusionados a conversar con él, pudiendo fotografiar el bonito momento antes de entrar en el estadio para presenciar el desarrollo del transcendental duelo en Almería. El ex preparador rojiblanco volvió a emocionarse con su afición mientras el rostro le delataba cuando recibía diversos elogios y ovaciones.

Fabri fue sincero, como siempre, y recordó “su amor a la ciudad y a la afición“, un sentimiento que ha expresado públicamente en diversas ocasiones en las que ha sido entrevistado. Dentro del ritmo de la conversación, el gallego admitió que “el granadinismo le quiere y él lo sabe” y finalmente dejó una frase que sorprendió a los presentes en los alrededores del feudo indalo; el técnico fue contundente y afirmó que “algún día volverá al Granada Club de Fútbol“.

Un deseo mutuo por la grada y el preparador de San Pedro de Santa Comba que podría hacerse realidad en un futuro, quizá no muy lejano, si el gallego tiene información privilegiada que nadie sabe actualmente.

Foto: La Horizontal

Share This