El director general del Granada Club de Fútbol ha charlado durante hora y media con los medios de comunicación sobre los asuntos transcendentales que afectan a la actualidad del club rojiblanco. El mandatario nazarí ha analizado los errores de la temporada pasada y el futuro más cercano del proyecto granadinista

Antonio Fernández Monterrubio ha asistido al encuentro planificado junto a los periodistas para comentar los principales temas que afectan al pasado, presente y futuro del club granadinista. El mandatario granadinista ha querido dar su opinión antes de la ronda de preguntas y ha comenzado solicitando “perdón y disculpas” tras no luchar por el objetivo y no ha sido dubitativo a la hora de etiquetar lo sucedido como “un fracaso deportivo” para intentar colocar el punto y final al “duelo” que afecta a todas las escalas del proyecto granadino y la necesidad de “empezar con la próxima temporada” garantizando que “la principal meta es devolver al Granada a Primera División”.  El sevillano ha remarcado también las cosas positivas en su discurso previo como ha sido la confección de dos plantillas prácticamente nuevas, la consolidación de una base en el primer equipo, la actuación digna del filial en una categoría complicada y los éxitos del fútbol base donde se ha mostrado satisfecho con los logros cosechados por el fútbol formativo. Monterrubio ha intentado reivindicar que hay cuestiones de tiempo como “la maduración de la gente de la casa” tras empezar a dotar de seriedad al proyecto, según sus propias palabras. Finalmente ha adelantado que Jiang Lizhang hablará la próxima semana porque actualmente no se encuentra en la ciudad.

El presupuesto de la próxima temporada

Más allá de aceptar el grave error de la reciente temporada del Granada ha confirmado que habrá cambios tras admitir que “tener la mejor plantilla y el mayor presupuesto no significa ser el mejor equipo”, como ha ocurrido con el Granada y otros clubes recién descendidos, un hecho que han comprobado a la perfección y que sirve para “reflexionar y aprender de cara al futuro”  aceptando que la principal preocupación actual es “realizar un presupuesto competitivo” debido a la notable reducción de ingresos que afectará al club granadinista. Respecto al presupuesto, el dirigente nazarí no ha querido aportar datos exactos debido a la complejidad de las operaciones de gasto e ingresos que deben de ejecutarse aunque ha dado cifras aproximativas de lo que olvida el balance granadinista tras “perder los 14 millones de la ayuda por descenso” y reducir 800.000 € – en torno a 7,2 millones – los ingresos de televisión por la décima posición obtenida en la clasificación. Las dos principales vías para conseguir liquidez pasan por la venta de activos y la reducción del gasto en las funciones prescindibles de la empresa deportiva. En el apartado de salidas vitales para la viabilidad económica se está trabajando para cerrar los traspasos de tres futbolistas que vuelven al club tras completar su cesión en otros clubes. El control económico de La Liga es la principal barrera de la directiva actual; el director general ha reivindicado que “están haciendo las cosas como hay que hacerlas” aunque ha confesado que habrá músculo económico correspondiente a la “zona media-alta de Segunda”. El directivo ha remarcado que reducirán gastos en todas las escalas del club aunque intentarán que “no afecte demasiado a la cantera”.

La sorprendente ausencia de Sergio Peña en Rusia 2018 significa un “un pequeño palo económico”, según palabras del mandatario, para el proyecto; que no podrá contar con los ingresos diarios de la FIFA por la estancia peruana. Un leve alivio económico que finalmente no se producirá. En cambio, ha podido celebrar la opción de compra de Mehdi Carcela ejecutada por el Standard de Lieja, confirmando que “ese salario era imposible de asumir”.

Errores principales del curso pasado

Volviendo al plano futbolístico, Monterrubio ha confesado que “la presión y la falta de carácter” han sido cuestiones fundamentales del fracaso deportivo aunque ha reivindicado el “compromiso de los jugadores”, el director general ha destapado una reunión que mantuvieron los cuatro capitanes junto a los peñistas. El director general ha tenido la oportunidad perfecta para desmentir los rumores sobre el poco incentivo de ascender por parte  de los jugadores, el andaluz ha afirmado que “los futbolistas han perdido una importante parte económica en primas por quedarse en Segunda”. Antonio Fernández ha reconocido sentirse molesto con las críticas recibidas por el mensaje de ascenso directo transmitido a la afición y medios de comunicación tras descender a la categoría de plata. El dirigente ha analizado que “el mensaje no era bueno o malo, simplemente había que transmitir esa meta ambiciosa, por obligación” aunque si ha remarcado que “el mensaje y la presión no se han gestionado bien” desde dentro del club. El error en la gestión de la exigencia deportiva ha servido para aprender de los fallos y trabajar de cara al futuro según ha aclarado a través de “enfocar un mensaje coherente de otra forma” que se verá reflejado en la próxima campaña de abonados, que comenzará a finales del mes de junio donde se seguirá premiando la fidelidad de los aficionados que decidan renovar su carnet de socio.

La inestabilidad en la dirección deportiva

La figura del futuro director deportivo ha sido uno de los principales focos de atención, Monterrubio ha confesado “la necesidad de llegar a una resolución contractual con Manolo Salvador” debido a que no contemplan “el despido como tal”. El propio Salvador no habría dado respuesta aún y ha solicitado “la baja paternal” durante cuatro semanas lo que ha provocado un enquistamiento de la situación pero ha garantizado que “el Granada no se va a paralizar”. Una de las noticias más relevantes de la charla ha sido desvelar los pilares del Granada de la próxima temporada, que estará fundamentado sobre dos figuras en el área deportiva: Fran Sánchez que actuará a nivel de club y Antonio Cordón desde el grupo HOPE. El sevillano ha admitido que deben de mejorar las apariciones públicas de las personalidades del club cuando la situación lo requiera, revelando que habrá respuestas del presidente y la dirección deportiva en los próximos días. También ha despejado una duda presente sobre el grupo empresarial que que engloba al club y ha sido tajante: “El Granada no le paga nada a Hope por los servicios recibidos y Belenguer no tiene papel en el club rojiblanco”.

La mentalidad de la ‘granadinización’ sigue sin pasar desapercibida para los máximos responsables del proyecto granadino y ha desvelado que figuras emblemáticas como Diego Mainz y Lucena van a disponer de “un estatus relevante y merecido dentro del organigrama”, sin rechazar la posibilidad de futuras llegadas a la institución granadinista con “valor y capacidad para su regreso”. En ese apartado no todo es tan idílico tras la renuncia de Ignacio Cuerva como miembro del Consejo de Administración. Monterrubio ha mostrado públicamente su afecto al granadino y ha comentado que están intentando conseguir que el empresario granadinista siga ligado al plantel.

El banquillo nazarí y la futura plantilla

No ha aparecido el nombre de ningún entrenador en concreto, Antonio ha avisado que “están ilusionados con el nuevo técnico y se conocerá en los próximos días” aunque por prudencia en las negociaciones presentes no ha querido “perjudicar” la futura contratación. Sí ha afirmado que la plantilla que se ponga a disposición del nuevo míster rojiblanco “será más corta”, un hecho que ayudará a encajar los contratos de la escuadra respecto al tope salarial que aún no ha confirmado la Liga de Fútbol Profesional. La próxima plantilla, más reducida, deberá de adaptarse a la situación económica del proyecto donde habrá que “conocer la opinión del nuevo entrenador y negociar algunos contratos”. La idea es “mantener la base actual” porque ya no tienen el handicap de configurar un plantel totalmente nuevo y la renovación de Castellano es la muestra más evidente de que el primer equipo contará con jugadores del filial. El número de futbolistas y el ascenso de ciertos jugadores del Granada B ayudará a “redistribuir el presupuesto y competir sin descartar nada”. El principal quebradero de cabeza de la secretaría deportiva pasa por los dos mejores futbolistas de la temporada rojiblanca: Machís y Kunde, ambos deben de volver a sus clubes propietarios aunque Monterrubio no ha descartado que vuelvan a vestirse la camiseta granadinista, sobre todo Machís. Ha negado la posibilidad debido a un “problema de licencias” del Chongquin Lifan para hacerse cargo de los derechos del venezolano y cederlo al club andaluz, una fórmula semejante a la realizada con Ramos. Desde la directiva afirman que la continuidad de Adrián Ramos no parece peligrar como afirmó su representante a Granada Digital. 

Las declaraciones recientes de Dani Benítez y Guilherme Siqueira han servido para contrastar el deseo de ambos por volver a vestir la elástica nazarí, el director general no ha cerrado la puerta a una futura contratación y ha delegado sobre la dirección deportiva la posible llegada de dos futbolistas anhelados por la hinchada aunque ha remarcado que “si llegan será por su capacidad y no por lo social”.

La destitución de Oltra, uno de los temas que más han golpeado a la parte institucional, ha sido cuestionada durante un tramo de la charla; el mandatario no se ha escondido admitiendo que “pensaban que el cese serviría para mejorar”  y no ha tenido problemas en reconocer que “no fue la mejor decisión”.

La finalización de la Ciudad Deportiva y las reformas en el estadio

La Ciudad Deportiva también ha tenido un hueco en la conversación y se ha garantizado desde la dirección general que se van a cumplir con los objetivos planificados afirmando que “los diferentes campos, la residencia y el edificio del fútbol base siguen formando parte de la hoja de ruta”. Es decir, no va a haber cambios significativos en la planificación previa pero se verá ralentizada por la reducción de fondos, por lo tanto proyectos como la residencia, la construcción de una grada en los encuentros del filial y el edificio del fútbol base se verán afectados en los plazos orquestados. El Granada cubre los costes del mantenimiento del Nuevo Los Cármenes y las relaciones con el Ayuntamiento de Granada son “muy buenas” como ha catalogado el dirigente – que se ha marchado a una reunión posterior con el Consistorio – y se contemplan futuras “mejoras en el estadio nazarí” aunque la escasez de inversión está paralizando las reformas propuestas que “deberán realizarse cuando se consiga el ascenso”, según ha apuntado el mánager general. Las futuras modificaciones se basan en las esquinas donde existe un plan de actuación que puede generar importantes ingresos de cara al largo plazo. Monterrubio no ha querido desaprovechar la ocasión para revalorizar el feudo rojiblanco, comentando que “el estadio está bastante bien pero no da esa impresión” aunque ha vuelto a insistir que el principal problema pasa por la inversión.

El futuro de la cantera

El fútbol formativo comienza a dar los primeros frutos de la gestión deportiva del club y el proyecto busca aumentar el nivel de sus jóvenes futbolistas a través de “cerrar acuerdos de colaboración” con clubes provinciales que tienen conjuntos militando en Tercera División para “evitar que exista un gran salto” entre la categoría juvenil y el filial rojiblanco, según ha explicado el mánager sevillano.

El próximo Recreativo Granada aún no tiene entrenador de cara a la próxima campaña y no se descarta que Pedro Morilla vuelva a coger las riendas del segundo equipo masculino, ambas partes “están hablando” y en los próximos días se confirmará quién va a ser el nuevo inquilino del banquillo de la Ciudad Deportiva, el hogar del próximo curso.

Para terminar la cordial y agradable charla, Antonio Fernández Monterrubio ha vuelto a destacar el incasable trabajo que se realiza en el club, reivindicando que hay empleados que trabajan “14 horas diarias durante los siete días” y finalmente se ha despedido con las siguientes palabras: “Estoy totalmente convencido de que todo este trabajo se verá recompensado”.

Foto: Granada Club de Fútbol

Share This