Osasuna-Granada

Jornada 1 de la Liga BBVA|| CA Osasuna – Granada CF || Domingo, 18 de agosto de 2013, a partir de las 21.00h || Dirigirá el partido el colegiado José Luis González González || Canal + Liga, Canal + Liga HD, GolT

Algo bueno tenía que tener que el final del verano se acerque. Vuelve el fútbol y qué mejor manera de disfrutar de él que teniendo a tu equipo en Primera División. Atrás deben quedar las despedidas, los recuerdos de aquellos jugadores que se marcharon a otros clubes, la euforia de una permanencia (que este curso podría saber a poco), las lesiones, etc. La carrera de fondo va a comenzar y esto no habrá quien lo pare hasta mediados de 2014.

Al Granada le toca estrenarse en campo rival, ante un Osasuna que vio como los rojiblancos le enchufaban un cómodo 3-0 en la Jornada 36 de la pasada campaña. Siqueira, que no figura entre los convocados,deleitaba a la grada con un penalti lanzado a la Panenca, minutos antes de que Buonanotte hiciera lo propio con un golazo desde el borde del área. No obstante, el que abrió la lata fue El-Arabi, que hoy atraviesa un momento emocional delicado pero que, junto con Aranda y Piti, ha entrado en la primera lista de convocados del año. También estará Iturra, otra de las novedades de la actual plantilla.

Da gusto destacar entre los convocados a Dani Benitez y Fran Rico, que vuelven a las filas de Lucas Alcaraz tras largos meses recuperándose de sus lesiones. Con la plantilla aún pendiente de cerrarse, tal y como reconoció el míster en la rueda de prensa del pasado viernes, sin duda estos dos jugadores podrían aportar mucho al equipo en el partido frente a Osasuna.

▷ Leer  Paco López: "Queremos darle continuidad a un trabajo excelente"

Los tres primeros puntos del año están en juego y en Pamplona no quieren dejarlos escapar. Ya ocurrió el año pasado que los de Mendilíbar se permitieron empezar el año con excesiva timidez, acumulando malos resultados que podrían haberlos llevado en volandas a la Liga Adelante. Para preparar el choque, el técnico optó el pasado viernes por un entrenamiento a puerta cerrada en los que, con seguridad, trabajaron duro para tratar de ganar la batalla al que, en principio, podría considerarse rival directo.