Deportes terra

 Carlo Ancelotti deberá preparar a su equipo para una visita que no les ha sido fácil

El Real Madrid visita este lunes el feudo del Granada CF con dos partidos difíciles en las dos últimas temporadas. Sin embargo, muchas cosas han cambiado en los blancos, a los que nos disponemos a conocer minuciosamente y a saber dónde puede hacerles daño el equipo de Lucas Alcaraz.

Línea por línea, Ancelotti parece tener aún alguna incógnita. Las dudas en la portería se mantienen con la lucha titánica y polémica entre Casillas y Diego López, habiéndole ganado éste último el primer asalto a Casillas en el partido frente al Betis. La línea de cuatro defensas estaría comandada por Pepe y Sergio Ramos, que han demostrado no estar a su mejor nivel. El lateral izquierdo será para Marcelo, totalmente recuperado de sus lesiones del curso pasado tras realizar una gran Confecup. En el lateral derecho surge la principal duda. Criticado en los últimos meses, Arbeloa parece haber encontrado la competencia que puede enviarle al banquillo: Carvajal. Un aspecto muy importante para tomar la decisión está en el ya mencionado abandono de las bandas por los jugadores ofensivos: éstas serán para los laterales. Y ahí Carvajal es indiscutiblemente más profundo y peligroso que Arbeloa, aunque más frágil a la espalda como demostró Cedrick.

En el centro del campo comienza lo interesante. El esquema de Ancelotti ha estado formado hasta ahora por dos centrocampistas de equilibrio, dos centrocampistas ofensivos o mediapuntas, y dos delanteros o jugadores de ataque. Así, la disposición de los jugadores de equilibrio sería en paralelo, mientras que los dos jugadores de más calidad partirían de las bandas como interiores para introducirse en el centro de la zona de 3/4.Los futbolistas destinados al centro del campo serían Khedira, Modric, Isco y Özil. Por delante y con total libertad estarían los dos delanteros, con mucha ventaja, Cristiano Ronaldo y Benzemá. El esquema resultaría un 4-4-2 que evolucionaría a un 4-2-2-2 o 4-1-3-2.

▷ Leer  Del Cerro Grande arbitrará el Granada-Alavés

Otro aspecto interesante resulta la forma de atacar del Real Madrid: total. El contragolpe que predominó con Mourinho no se olvida, y los buenos lanzadores en el centro del campo pueden disponer buenos balones a Cristiano y Benzemá de cara a un juego directo y eficaz. La pegada sigue ahí. Uno de los males del Madrid de Mourinho fue romper los partidos en los que el rival se encerraba, y ahí Ancelotti ha optado por aunar a jugadores de calidad, ejemplificado con la asociación Özil-Isco. Ellos dos moverán al equipo como si de uno de balonmano se tratara a la espera de filtrar el pase que deje a los delanteros cara a cara con el portero. La profundidad de los laterales permite un mayor abanico de opciones; siempre estarán esperando el balón en posición de extremo.

Una de las armas del Granada CF podría estar en Dani Benítez buscando la espalda de Carvajal, quién atacará desde posiciones muy adelantadas. Los balones en largo de Roberto podrían resultar muy peligrosos. La fragilidad mostrada por Pepe y Sergio Ramos en los últimos partidos abrirían una opción interesante a explotar por El Arabi o Riki.

Como vemos, el Madrid ha construido un equipo totalmente renovado con la ilusión por bandera. Mourinho ha quedado atrás, e Isco es la nueva cara de este Madrid. Un Madrid con más toque, sin perder la pegada y el contragolpe. Un año para soñar si la baja media de edad no pasa factura, todo con Cristiano como líder de la manada.