GCFB-ELARROYO-7El Granada B remontó un 0 a 3 de la primera parte en 45 minutos y se llevó los tres puntos del partido

 

El Granada B se enfrentaba el sábado a su tercer rival en Segunda B, el Arroyo CP, conjunto que venía con las pilas cargadas tras golear por 3 a 0 al Atlético Sanluqueño, resultado que vaticinaba que no sería un encuentro fácil para los rojiblancos.

El filial nazarí salía con una alineación no vista hasta ahora. Joseba Aguado incluía en el once inicial a los tres jugadores que se entrenan con el primer equipo: Fatau, Migue García y Álvaro, con los que se intentaba dar un salto de calidad al filial.

Con Edgar Badía, Álex Carmona, Pepe Sellés, Marfil, Marcelo, Fatau, Álvaro, Boateng, Cuero, Migue García y Clifford, el Granada B quería hacerse con el partido desde el primer minuto, pero no fue así. Ruano botaba una falta que Bayón remataba de cabeza haciendo el primer tanto del partido. Minuto 12, 0 a 1 a favor del Arroyo CP. Primer error defensivo, primer gol en contra.

Pese a controlar el juego en los minutos posteriores, Juanfran se hacía con un balón colgado en el área y remataba a portería haciendo el segundo para su equipo. Minuto 35, segunda ocasión para el Arroyo, segundo fallo y segundo gol. Pero la cosa no quedaba ahí, de nuevo, otro error defensivo dejaba a Ruano solo en el área, que remataba de cabeza un centro desde la izquierda y hacía el tercero para su equipo. Minuto 39, 0 a 3 en el marcador. Tres errores, tres goles.

El partido se iba al descanso dejando ver a un Granada B que luchaba por acortar distancias pero que pagaba los errores muy caros y a un Arroyo que sin hacer gran fútbol, tenía el partido en el bolsillo pese a quedarse con 10 jugadores tras la expulsión de Ruano en la celebración del tercer tanto.

Ninguno de los tres jugadores llegados del primer equipo estuvieron acertados, por lo que al comienzo de la segunda parte, Joseba Aguado empezó a ejecutar los cambios con los que el equipo ganó en todos los aspectos. Fatau que no había estado hábil y más que ayudar ralentizaba el juego, fue sustituido por Titi. Por otro lado, Clifford que tampoco estuvo acertado en la banda, era sustituido por Bravo. La salida de ambos jugadores dejó ver un cambio radical en el equipo, que ganó en velocidad y creó más ocasiones que en la primera mitad, de tal modo, que la primera llegada de los rojiblancos al área rival fue gol. Titi aprovechaba un fallo en la defensa y anotaba el primer tanto para el Granada B. Minuto 45, 1 a 3 en el marcador.

El equipo comenzaba a tomar forma, los cambios empezaban a mostrar un Granada B que no se rendía tan fácilmente y que iba a por el partido, y diez minutos más tarde llegaba el segundo gol. Cristian Bravo centraba el balón a Wilson Cuero que de cabeza, hacía el segundo tanto para el Granada B. Minuto 55, 2 a 3 en el marcador.

Tras el segundo tanto, el filial rojiblanco era totalmente distinto al de la primera mitad y el gol del empate se mascaba en el terreno de juego. Con la incorporación de Nico, la banda volvió a tener la rapidez y agudeza como de costumbre, y en general, el conjunto rojiblanco aumentó en velocidad. En el minuto 74, Titi se hacía con un balón y batía a Juanma haciendo el gol del empate, y ya en el descuento Bravo anotaba el gol de la victoria.

La expulsión de Ruano en el minuto 44 y los cambios realizados por Joseba Aguado, fueron un revulsivo que hizo que el Granada B remontase un partido que parecía perdido en la primera mitad.

Pese a la victoria, J. Aguado no se mostró “satisfecho” con su equipo, pues según declaró tras el partido, los goles del rival se resumían en “tres errores infantiles” y la remontada de un partido en esta categoría era una “línea en el agua”. Por último, el entrenador del filial destacó que su equipo debe ser más “dinámico, atrevido e intenso” si no quieren ser un conjunto “vulgar” de Segunda B.

Con esta filosofía, los rojiblancos afrontarán su próximo encuentro ante uno de los rivales por excelencia del Granada, el UD Melilla, al que se medirán el próximo domingo en el Álvarez Claro.