8623656655 746d73cda6 c

Juan Carlos Cordero ha aclarado algunos puntos de la cesión de Siqueira al Benfica

El director deportivo del Granada CF, Juan Carlos Cordero, ha aprovechado la presentación de Michael Pereira para responder algunas preguntas acerca del cierre del mercado de fichajes. Cordero ha declarado estar “muy contento con la plantilla, hemos cubierto carencias y estoy muy ilusionado con el fichaje de Pereira. Es un jugador potente, vertical, de ida y vuelta, y el jugador necesitaba un jugador así. Tenemos dos jugadores por puestos y tres delanteros de nivel. Iremos sin miedo a ser protagonistas de los partidos”.

Acerca del caso de Siqueira, afirmó ser “un caso difícil de explicar. El Real Madrid te obliga a aguantar hasta el final y la ilusión del jugador es jugar allí. A mitad de la tarde cogió un avión para Lisboa porque el acuerdo con Benfica estaba cerrado pero el jugador te pide esperar. Durante una hora Siqueira fue jugador del Real Madrid, salvo aspectos burocráticos. El jugador terminó decidiendo ir al Benfica porque el mercado duraba una hora más”.

Cordero dejó claro que no podían “cortar las alas” al jugador, quién está contento ya que va a jugar Champions y tendrá una repercusión mayor en un equipo como el Benfica. “Quique Pina ha buscado lo mejor para el club pero no han llegado las mejores ofertas posibles. Esta operación es rentable ya que cojemos un millón de euros por la cesión y una opción de compra de siete millones. Si hace una buena temporada, su valor será doble. El jugador está contento y el Granada ha sacado una tajada importante pero el jugador es nuestro. Nos reservamos un 50% de una posible futura venta”.

▷ Leer  Diego Martínez convoca a 24 jugadores para el partido ante el KF Teuta

Acerca de la cesión de Douglas, Cordero quiso dejar claro que “confiamos mucho en las condiciones de Douglas, son envidiables, pero es muy joven e iba a tener pocos minutos. Además ocupaba plaza de extracomunitario, por lo que preferimos cederlo a Udinese, lo más natural”. En lo estrictamente deportivo reconoció que la ofrecida en Vigo fue “la peor imagen de la temporada. Nadie que viera el partido se fue contento a dormir, y yo tampoco. Hubiera justo un 3-1 o 4-1, estuvo más cerca el empate frente al Real Madrid. Estuvimos a merced del Celta”.