DSC 0308

Al final del entrenamiento, Piti habló sobre su lesión

El Granada CF planificó para el día de hoy una sesión voluntaria a la que se han presentado dieciséis futbolistas. Los jugadores que se han dado cita esta mañana en la Ciudad Deportiva de Armilla fueron Karnezis, Migue García, Riki, Iturra, Buonanotte, Campos Toro, Brayan Angulo, Recio, Mainz, Coeff, Ighalo, Pereira, Brahimi, Fran Rico y Piti.

Estos dieciséis pupilos de Lucas Alcaraz se ejercitaron en el gimnasio bajo la supervisión del técnico y de Juan Carlos Cordero, director deportivo del club. Posteriormente algunos jugadores decidieron saltar al césped para jugar un partidillo de fútbol-tenis. Entre ellos se encontraban Iturra, Migue García, Campos Toro, Coeff y Brayan Angulo. Pape Diakhaté, quién fue capitán frente al Valencia, decidió realizar algunos minutos de carrera continua.

Piti

El ex del Rayo –que recordemos, recayó de su lesión del isquiotibial de la pierna derecha- atendió a los medios de comunicación afirmando que se encuentra “mucho mejor, ya no tengo ninguna molestia y entreno progresivamente y tocando balón poco a poco”. Acerca de los plazos de recuperación afirmó que “soy optimista y confío en ellos. Lo indicado es volver tras el parón, cuanto antes pero con cautela”.

▷ Leer  Once partidos después, el Granada gana fuera de casa

Confirmó que el vestuario está “fastidiado, son dos partidos seguidos perdiendo en nuestro campo y fastidia los minutos en los que encajamos los goles”. “La oportunidad de jugar contra el Athletic es una buena oportunidad para quitarnos la rabia y lograr los tres puntos. Es un rival que viene muy bien pero intentaremos lograr la victoria”. Sobre la sequía goleadora, el jugador negó que exista “ansiedad. Hay oportunidades y los goles llegarán. La dinámica del equipo entrenando es buena y se verá en los partidos”. Para ello la clave, a su juicio, es la “tranquilidad. No estamos preocupados y sólo hay que ver los entrenamientos para saber cómo queremos ganar”.

Retomando el asunto de su lesión, Piti sinceró su “fastidio por no ayudar al equipo”. La recaída producida en un entrenamiento con el resto del grupo se produjo por una decisión “completamente mía. No sentía dolor y en mi carrera no he tenido lesiones y no sabía lo traicioneras que podían ser. Quería llegar al partido del Espanyol y tuve la recaída”.