arandasalida

Ambos jugadores tendrán que salir entre hoy y mañana

Este año el mercado de verano no se ha cerrado el 31 de agosto como suele ser habitual. El hecho de que a 1 de septiembre aún se puedan hacer fichajes y dar bajas responde a la circunstancia de que la Liga se juega en pleno cambio de mes, o lo que es lo mismo, en el fin de semana del 30 al 1 de septiembre. Por ello el mercado se cerrará mañana día 2 a las 23:59, momento en el que deberán llegar las últimas fichas a la LFP o de lo contrario no se podrán inscribir jugadores.

Pero en Granada eso preocupa relativamente. La directiva es consciente de que tiene que apurar las próximas horas para sacar ventaja de este mercado veraniego. El primero de los que se espera estirar la cuerda es de Guilherme Siqueira. Aunque la salida del brasileño es casi segura, no se va a vender hasta que el mercado obligue a hacerlo porque esté a punto de cerrar. De esa manera, Quique Pina espera obtener más tajada por el futbolista que si lo vende ya. Aunque los acontecimientos se precipitarán si Coentrao se marcha del Real Madrid, caso en el cual Siqueira partiría rumbo al Santiago Bernabéu. Si no, su lugar podría ser la Premier League.

El otro jugador en la rampa de salida e invitado a salir, es Carlos Reina Aranda. El delantero malagueño natural de El Palo, apura sus opciones de quedarse en el Granada o de obtener un buen destino al que ir. Éste parece no haber llegado aún, aunque las ofertas por Aranda son varias. Entre ellas el Almería y el Zaragoza que estarían dispuestos a asumir su fichaje. Eso sí, la alta ficha que percibe el malagueño imposibilita que se llegue a un acuerdo con traspaso incluido. Por lo que Aranda se marcharía «gratis» o con la carta de libertad bajo el brazo. Pero desde luego no será fácil y podría acabar quedándose en el club.

▷ Leer  Arezo se marcha cedido al Peñarol

Apurando las últimas opciones

Migue García es otro de los jugadores que podrían salir en las próximas horas. Es por todos sabido que el Real Jaén y el Huesca tienen especial interés en obtener la cesión del futbolista. Unos porque es la tierra que le vio nacer y otros porque ya le disfrutaron a finales de la pasada campaña. Aunque en el caso del canterano la salida no es algo prioritario.

Mientras que en el capítulo de altas podría llegar sobre la bocina algún extremo de calidad procedente del fondo de inversión o cedido vía Udinese. Toda vez que el mercado ha hecho que el Granada haya disputado ya tres jornadas sin ningún extremo derecho nato, ha obligado a que el equipo siga buscando algún jugador interesante en dicha posición. Aunque de momento no haya trascendido, no se debe pasar por alto que podría llegar. Como ya lo hicieron en su día Mikel Rico, Uche o Brahimi, que llegaron cuando el mercado ya cerraba.