dklj1

Es el tiempo que lleva el Granada sin perforar la portería rival

Aunque en el primer encuentro de Liga la situación parecía solucionada de cara al gol con respecto a las dos últimas temporadas en Primera, la estadística se ha revertido. Tras seis jornadas disputadas el Granada promedia 0,5 goles por partido, o lo que es lo mismo, medio gol por partido, una cifra muy baja para lo que un equipo que lucha por salvarse debe manejar. Y es que desde el minuto 61 de la segunda parte en Balaídos, cuando Piti empató el encuentro ante el Celta, el Granada Club de Fútbol no ha vuelto a marcar un gol. Coincidiendo además con el tiempo en que Piti no ha sido titular en el equipo por lesión.

Primero ante el Espanyol en casa se fue incapaz de marcar gol. Aunque hubo alguna opción tímida de hacerlo, ni El Arabi ni Riki y por supuesto ni Ighalo, han conseguido marcar un tanto. Ellos son los tres delanteros que hay en la entidad y ninguno ha tenido la puntería de seguir la estela marcada por Piti. Así que la asignatura pendiente del gol empieza a ser una obligación. Con tres goles a favor y seis en contra, el gol average general aún es relativamente bueno para un equipo de media tabla, pero teniendo en cuenta los compromisos que vienen, ante Athletic Club y Villarreal, Lucas Alcaraz debe entrenar los disparos a portería desde hoy mismo. Así además se evitaría de un plumazo que suceda lo que el pasado miércoles, que sea el Granada quien mande en el partido y cree ocasiones y que sin embargo sea incapaz de hacer un tanto y acabar incluso perdiendo en la última jugada del partido.

Ante el Betis la excusa está bien argumentada. El Granada no salió a por los béticos porque fuera de casa no se pueden cometer riesgos. De aquel encuentro sólo se puede rescatar una ocasión más o menos clara por parte de El Arabi a pase de Brahimi y paren de contar. La solidez defensiva tiene estas cosas, que primero el equipo se está construyendo en defensa y poco a poco se verán los beneficios en el ataque. Un ataque al que le empieza a falta desesperadamente el regreso de Piti y quizá que Riki sea el titular, ya que entre ambos la pasada temporada, hicieron más goles que todos los delanteros que ha tenido el Granada desde el regreso a Primera juntos. Ante el Valencia ya se vio que lo que Lucas busca, hacer el equipo de atrás (la defensa y la medular) hacia delante (el ataque) está comenzando a funcionar. El Valencia estuvo contra las cuerdas y sólo la falta de acierto evitó la victoria que acabó en derrota.

▷ Leer  Aitor Karanka: "Podríamos haber disputado el partido ayer, como tocaba"

Pero lo cierto es que son más de 300 minutos sin hacer gol, o lo que es lo mismo, casi tres partidos y medio. El record negativo rojiblanco está en seis partidos sin marcar. Esa racha tiene que romperse el próximo lunes ante el Athletic de Mikel Rico. El Granada debe volver a la senda del gol si quiere progresar. Y Los Cármenes quiere celebrar por fin un gol, cosa que tampoco ha podido disfrutar esta temporada aún. Pues todos los goles han sido del rival (0-1 ante Real Madrid, Espanyol y Valencia).