Cuatro puntos y buenas sensaciones en el ‘Tourmalet’ rojiblanco, GranadaCFWeb

Eso es lo que ha logrado el Granada en este ritmo frenético de partidos de las últimas jornadas

Cuatro puntos son los que ha logrado el conjunto de Lucas Alcaraz en este difícil envite de encuentros que le ha tocado vivir al Granada. Desde que se anunciara el calendario allá por el mes de julio, finales de septiembre y comienzos de octubre se sabía que serían unas fechas complicadas para todos los equipos y una vez conocidos los horarios, especialmente para el conjunto granadinista. Pues, tal y como titulábamos, han sido cuatro partidos en menos de quince días, concretamente en doce. Lo que ha arrojado un promedio de un punto por encuentro disputado por los rojiblancos.

Para empezar el plato fuerte en el Villamarín ante el Betis, entre medias de la vorágine primero Valencia y después Athletic y sólo cuatro días despues el Villarreal. Así se han saldado las últimas cuatro jornadas rojiblancas. Logrando un empate valioso frente al Betis que demostró que los de Alcaraz saben hacer sufrir a los rivales. De hecho, los béticos, hicieron uno de sus peores partidos de la Liga porque el Granada sencillamente no les dejó jugar. Fue entonces cuando empezó a quedar claro que éste equipo pretende formarse desde la defensa hacia el ataque. Pues ahí hay otro dato para la esperanza, en estos cuatro partidos se han recibido goles en sólo dos encuentros, aunque eso sí, al final han resultado cuatro (uno frente al Valencia y tres con el Villarreal). Por el contrario sólo se han conseguido anotar dos goles, los que dieron la victoria frente al Athletic Club el pasado lunes. Con doblete de El Arabi incluido.

Pero oportunidades para hacer gol no han faltado, pues antes de vencer al Athletic siendo mejor que los bilbaínos, los rojiblancos jugaron frente al Valencia. Sólo la mala fortuna final hizo que el club granadino se fuese de vacío tras el gol en el minuto 93 de Jonas, pero en la retina quedan las buenas acciones de Buonanotte o el buen hacer en general del equipo. Siendo quizás aquel el mejor partido disputado hasta la fecha esta temporada. Línea que se continuó frente al Athletic y que algunos coinciden en señalar que fue mejor partido, probablemente sólo porque en éste caso sí se consiguió la victoria en Los Cármenes. A pesar de ello, las buenas sensaciones en los dos encuentros han sido un hecho patente. Mejores que ante el Betis y mucho mejores que en éste último encuentro del ‘Tourmalet’ granadinista.

▷ Leer  Leganés 1 - 0 Granada: La inferioridad numérica puede con un Granada que dio motivos para merecer más

Frente al Villarreal el Granada hizo aguas por todos lados. Precisamente ante el submarino amarillo (sin que el Cádiz se ofenda por ello) fue cuando se dejaron ver las carencias rojiblancas, más que nunca, por primera vez esta temporada. El incontestable tres a cero en El Madrigal puede tener muchas lecturas, pero sin duda parte de culpa la tuvo la acumulación de partidos. Habiendo jugado en pocas fechas encuentros de un nivel de exigencia por encima de lo habitual ante rivales que no esperan luchar por la permanencia. Hasta Lucas Alcaraz compareció haciendo referencia a dicha circunstancia, a que sus jugadores habían acabado fundidos el partido. Además de que a ello hay que sumar la baja de Piti, que se ha perdido los cuatro partidos. A pesar de lo cuál y mirando el global de los cuatro partidos, hay más motivos para el optimismo de cara a la vuelta del parón liguero que a la desazón.