9484175101 b931f5cc17 c

El centrocampista gallego ha vuelto al equipo y las sensaciones no pueden ser mejores

Fran Rico llegó a Granada como un fichaje ilusionante. Canterano del Pontevedra y tras tres años en la cantera del Real Madrid, su calidad era indiscutible, pero el salto de 2ªB a Primera División podía pensarse como demasiado grande dada su edad -24 años-. Otro punto negro en el gallego eran sus lesiones. Con tan sólo unos meses en la disciplina del Real Madrid Castilla, en septiembre Fran se fracturaría el cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla derecha.

Más de un año de recuperación le hizo fuerte: tras volver al equipo, se convirtió en capitán y líder. Su ejemplo de esfuerzo y motivación le llevó a ocupar ese puesto pero pronto su periodo en el filial se acabó, y tuvo que buscar una salida. Ahí apareció el Granada y Fran Rico cumplió su sueño de jugar en Primera División. Sin embargo, el Granada CF y el cuerpo técnico ya sabía lo que arrastraba el jugador, y se actuó con prudencia y mucha, mucha paciencia. Fran Rico entró muy poco a poco en el equipo pero los minutos que pasaba en el terreno de juego eran muy disfrutados por el aficionado granadinista. De aquella primera temporada en Primera División siempre quedará el remordimiento de no haber visto más veces juntos en el terreno de juego al de Portonovo junto a Carlos Martins.

Así, las lesiones volvieron a azotar al jugador y su continuidad se vio duramente afectada. Esa rodilla derecha siguió dando problemas hasta el punto de que no llegó a vestirse de corto en toda la temporada 2012-13. En enero de este año, Fran Rico decidió operarse con el punto de mira en estar listo para la siguiente temporada. Los objetivos se cumplieron, y en pretemporada Fran Rico pudo empezar a tener minutos, muy poco a poco pero con buenas sensaciones y un gran gol de falta directa contra el Real Jaén. Al empezar la temporada, Fran –pese a un bajo y lógico estado de forma- era uno más.

▷ Leer  Diego Martínez: "Es un día histórico, le pido a la afición que se ponga la camiseta y anime al equipo"

Fran Rico saboreó la titularidad en Vigo por primera vez y a día de hoy, con el nuevo sistema, es fijo en el trivote que Alcaraz ha planteado en el centro del campo. No ha olvidado jugar a fútbol el gallego, y el granadinista lo aprecia. Su entrada en el campo siempre fue acompañada de vítores y aplausos; Fran Rico se había ganado con su historia, su simpatía y su calidad un cariño especial en Los Cármenes.

El “4” que tanto se había hecho de esperar por fin puede demostrar a su afición quién es, y no está decepcionando. Tan buen sabor de boca está dejando Fran Rico que como adelanta Sergio Yepes en el periódico Ideal de Granada, el club se está planteando ofrecer un contrato de larga duración al jugador, que termina contrato el 30 de junio de 2015.

Muchos granadinistas ansían esa firma. El periodo de espera ha sido largo, pero Fran Rico por fin ya está aquí. A jugar en corto, a desplazar en largo. A hacer jugar y dotar de sentido al equipo. A trazar una sonrisa al granadinista cuando su nombre es proclamado por la megafonía de Los Cármenes.