Alcorcon-Pacheco-2013-2014-620-01

El malagueño ya no pertenece al Liverpool y busca un hueco en el fútbol español

El nombre de Dani Pacheco hace ya varios años que resuena entre los entendidos del fútbol. Nacido en Pizarra (Málaga), el joven delantero dio sus primeros pasos en el Portada Alta, equipo del distrito Cruz de Humilladero de la ciudad malagueña. Su calidad comenzó a sonar entre los círculos de ojeadores y –previo paso por la Masía azulgrana- en 2009 el Liverpool decidió ficharlo para su equipo de reservas.

El malagueño logró hacerse un hueco en una liga entre filiales que levanta bastante interés en Inglaterra y llegó a debutar con el equipo. Así empezó a frecuentar la banda izquierda pese a ser diestro, siendo la diagonal hacia la frontal y el chut a cualquiera de los dos palos su jugada “marca de la casa”. Un golpeo de balón privilegiado y un regate preciso en espacios reducidos, sus mejores virtudes. No obstante, fallaba el gol.

En verano de 2010, Dani Pacheco logra el subcampeonato de Europa con la selección española sub’19 liderada por Thiago Alcántara. Derrotado por Francia en la final, el red sería el máximo goleador del torneo, destapándose en una faceta hasta entonces poco habitual.

En marzo de 2011, los reds decidían cederlo al Norwich City de la segunda división inglesa. Pese a formar parte de la primera plantilla, los minutos eran inexistentes y Pacheco pedía a gritos su salida. A Dani le costaría hacerse un hueco y tan sólo disputó seis partidos, anotando dos goles. En aquel verano, el Atlético de Madrid obtuvo su cesión pero a su vez volvió a cederlo al Rayo Vallecano, donde estuvo una temporada sin pena ni gloria pero debutando en Primera División. Doce encuentros, ninguno como titular, y vuelta a Liverpool.

▷ Leer  Diego Martínez: "Si hoy hemos podido jugar a este extraordinario nivel es gracias a todos"

De nuevo volvería a intentarlo el malagueño, y nuevamente, sin éxito alguno. En enero de 2013, el jugador se veía obligado a abandonar Inglaterra para enrolarse en el necesitado Huesca, donde coincidiría con el jugador propiedad del Granada CF, Migue García. Fijo en la banda izquierda, Pacheco volvió a saborear lo que era ser importante en un equipo de fútbol. Sus tres goles en doce partidos, más varias asistencias, no pudieron sin embargo evitar el descenso del Huesca a Segunda B.

Un nuevo verano sin saber su destino, pero con un pensamiento diferente al de anteriores años: el sueño de triunfar en Anfield había muerto. Con Celta y Córdoba muy interesados en el atacante, Dani se decantaría por el Alcorcón. Tras varios días entrenando en las instalaciones del club, se hacía oficial la rescisión de contrato del malagueño con el equipo inglés. Un nuevo comenzar.

Titular indiscutible, Pacheco ha logrado un gol en Copa del Rey frente al Mallorca pero aún no se ha estrenado en liga. No está siendo una campaña fácil para los madrileños, pero Pacheco sabe que el de Alcorcón es un tren más para un jugador llamado a triunfar en la Primera División española. Mostrar su calidad de una vez es el objetivo.