Griezmann-marca-Betis

El francés lleva diez goles en Liga, los mismos que en todo el año pasado, su mejor temporada

Antoine Griezmann es un jugador especial. De esos que no dejan indiferente al aficionado. Extrovertido y polémico. Pero brilla por sí mismo, y eso lo saben en Donosti desde que debutara con el primer equipo en Segunda División en la 2009/10, siendo uno de los jugadores fundamentales en el ascenso con seis goles.

Ya por entonces su velocidad y magia en la zurda no pasaba desapercibida, pero debía enfrentarse al problema de la irregularidad del genio. Un genio que llegó a la Real con trece años gracias a los ojeadores del club tras ser rechazado por el Olympique de Lyon. Con 18 años  hacía su debut en un club que buscaba retornar a Primera División, y el francés fue fundamental para auparlo. Su temporada debut en Primera División fue prometedora con siete goles.

Algo que despertó el interés del Atlético de Madrid. El francés dejó clara su ambición y se mostró fuerte en su deseo de abandonar el club que lo formó. Las críticas y los reproches no se hicieron esperar, pero Griezmann continuaría en el club. Con un inicio irregular, el extremo sólo fue capaz de anotar un gol en la temporada durante el 2011, pero su recuperación para la causa en la segunda vuelta le aseguró una mejora de contrato.

▷ Leer  Oficial: Famara Diédhiou refuerza la delantera del Granada CF

La 2012/13 sería una campaña histórica para la Real Sociedad, y Antoine Griezmann no quiso perdérselo. Realizó su mejor campaña hasta el momento y aunque tuvo nuevamente un inicio dubitativo que le hizo alternar la suplencia, terminó el curso con diez goles en su casillero para clasificar a su equipo en la máxima competición de clubes, la Champions League.

Así hasta el día de hoy. Con un inicio de temporada arrollador barriendo al Olympique de Lyon en la previa de Champions (consumando de esta forma Griezmann una venganza personal), la que parecía estar destinada a ser un gran año se desinfló.  El inicio en Liga levantó muchas dudas y el periplo en Champions League ha sido nefasto con cinco derrotas y un empate.

No obstante, Griezmann no baja el pistón. Ha sido el jugador que más nivel ha mostrado de su equipo en la competición europea y en Liga ha salvado muchos partidos, aupando a los de Jagoba Arrasate hasta recuperar de alguna forma el nivel perdido. Catorce goles que supera con creces en menos de una vuelta cualquier otro record personal.

El francés es una perla que aún no ha debutado con Francia pero que podría estar próximo a hacerlo. Una sonrisa de niño con un carácter de diablo. Amenaza Los Cármenes.