Más de un año sin caer en descenso, GranadaCFWeb

Ese es el tiempo que lleva el Granada sin pisar la zona más peligrosa de la tabla

Este Granada va a más. Poco a poco va dejando atrás el estigma de ser un recién llegado a la máxima categoría del fútbol español y lo confirma con buenos resultados. Tras la victoria de ayer ante el Rayo Vallecano se asegura prácticamente acabar la primera vuelta sin pisar el descenso y además logra con ello un doble hito digno de reconocer. Pues los granadinos llevan 38 jornadas sin caer en la zona de promoción a la Liga Adelante. O lo que es lo mismo, una liga entera.

Porque la Liga BBVA se compone de 38 jornadas precisamente. Y fue en la jornada quince de la pasada temporada cuando el Granada estuvo por última vez en descenso. En aquel entonces el entrenador rojiblanco era Anquela y su andadura en el club de Los Cármenes estaba muy cerca de acabar. Aquel día se perdió ante el Málaga en La Rosaleda por un contundente cuatro a cero en un alarde de errores puntuales que marcaron el devenir de un equipo granadino que iba cuesta abajo. Pero aquello sucedió hace ya más de un año. Fue el 8 de diciembre de 2012 y tras aquel día, las cosas han cambiado mucho por la ciudad nazarí.

Primero porque cinco jornadas después diría adiós Anquela, no sin antes dejar al equipo fuera de la zona de descenso. Pues aunque la destitución llegó tras una dolorosa y clara derrota en Sevilla por tres goles a cero, pesaron más las malas sensaciones y el bajo rendimiento general que la posición en la tabla. Curiosamente, cuando Alcaraz llegó al banquillo granadino, el Granada tenía 20 puntos. Es decir, los mismos puntos que tiene ya a estas alturas y sin haber acabado aún la primera vuelta.

▷ Leer  La Junta apuesta por la presencia de público en Los Cármenes en Europa League

Pero sobre todo cambió la victoria en casa ante el Real Madrid, el trasvase de jugadores que llevaron desde el Málaga y una solidez defensiva, auspiciada por Lucas Alcaraz, que hoy en día es una de las mejores del campeonato. Este Granada crece despacio pero seguro y de ello dan buena cuenta el importante número de jugadores de buen nivel que se ofrecen al club. Que se lo digan a Piti, Riki o a Iturra. El crecimiento se nota y en la Liga BBVA sus rivales empiezan a verlo. Y lo que es más importante, a respetarlo y a temerlo. El Granada está más vivo que nunca.