No hay gloria lejos de Los Cármenes para Pina, GranadaCFWeb

Las aventuras en el Cádiz y Hércules zozobran

Al aficionado granadino le suele asaltar la duda de la implicación de Pina en el Granada. Lo hace cada vez que los medios informan de algún intento de la familia Pina por hacerse con el control de otro club de fútbol. Una actividad empresarial que no es ajena al presidente del Granada Club de Fútbol y que de hecho le ha permitido estar en la ciudad de la Alhambra. Sin embargo, dicha actividades no contentan a buena parte de la grada.

Pero si como el destino quisiese sólo beneficiar al equipo rojiblanco, lo cierto es que las aventuras del presidente granadinista lejos de Los Cármenes aún no han tenido gloria. Ni en su día cuando el Ciudad de Murcia se quedó dos veces a las puertas de ascender a Primera (eso sí, después de ser capaz de subir desde Tercera a Segunda en un breve lapso de cuatro años) ni posteriormente cuando ha intentado reverdecer a clubes históricos como Hércules y Cádiz.

Con el submarino amarillo la relación es muy especial para Quique Pina. El máximo mandatario del Granada ha tenido numerosos contactos a lo largo de su trayectoria personal y profesional con el equipo de la ‘Tacita de Plata’ y eso ha pesado mucho en sus varios intentos por hacerse con el control cadista. Un control que ayer tuvo su desenlace esta campaña liguera. El no ascenso a la Liga Adelante por parte de un Cádiz que cayó eliminado en la fase de ascenso ante el Hospitalet con Migue García, canterano granadinista, en las filas cadistas.

▷ Leer  Oficial: Famara Diédhiou refuerza la delantera del Granada CF

Y no sólo las malas noticias llegaron desde el Atlántico. También lo hicieron desde el Levante, en concreto desde Alicante y su Hércules. El conjunto con el que el Granada mantiene una estrecha colaboración gracias a los enlaces de Quique Pina con la entidad herculana está a un paso de descender a Segunda división B. Los alicantinos ocupan la última posición de Segunda con 42 puntos y están a cinco puntos de la salvación a falta de seis por jugar. Un hito que se presupone imposible y que hace que el descenso matemático sea cuestión de tiempo.

Dos situaciones que mantienen al aficionado granadinista tranquilo sabiendo que las aventuras de Pina lejos del Nuevo Los Cármenes no tienen triunfos. Al menos no por ahora. Por lo que tendrá que seguir apostando fuerte por el equipo al que logró llevar a la élite. El Granada sí ha logrado mantener su estatus y sigue siendo de Primera.