thievy-bifouma-claudio-bravo-almeria-barcelona-liga-bbva-11082014 npj94mff166o1ecxtx1jyf81s

Los de Francisco intentarán aprovechar en Los Cármenes la velocidad de sus atacantes

Partido muy importante para el Granada CF este lunes en el estadio nazarí. Recibe al Almería, un competidor directo en la pelea por la permanencia. Es exagerado hablar de finales a esta altura de la temporada pero todo lo que no sea una victoria, teniendo en cuenta la condición de locales, levantaría las iras del respetable.

Enfrente estará el Almería de Francisco, que acumula seis jornadas sin conocer la victoria y que tan solo se encuentra un punto por debajo del Granada en la clasificación. No obstante, las dos únicas victorias de los almerienses se produjeron en sendas visitas a Coruña y San Sebastián, lo cual habla bien de su rendimiento lejos de los Juegos Mediterráneos.

Se extraña en Almería al equipo que enamoraba con su apuesta por el toque, una filosofía que intentó mantener al ascender a Primera y que Francisco decidió extinguir por los malos rendimientos. El técnico ha renovado su libreta con aires de pragmatismo; él, aunque lo sigue siendo, también fue joven y utópico pero la dureza de la máxima categoría es implacable. Por ello, su idea se basa en dos premisas: control y contragolpe. Probablemente, la mejor fórmula para herir al rival sin dejar de protegerse uno mismo.

También resulta notable la mejoría en defensa, donde el curso pasado se produjeron algunos errores infantiles y que en la presente campaña se asienta como uno de los puntos más fuertes del equipo. Con Dos Santos relegado a la suplencia, será el canterano Fran Vélez –excelente ante el FC Barcelona- el que acompañará al líder Trujillo en la pareja de centrales con Ximo Navarro y Dubarbier en los laterales. Bajo palos, Rubén se encargará de controlarles. El ex portero del Málaga alterna grandes reflejos con inseguridades impropias de un profesional, y en la búsqueda del equilibrio desarrolla su carrera.

En el centro del campo sufrirá la importante baja por sanción de Thomas, quien estaba demostrando un gran rendimiento en el trivote defensivo planteado por Francisco. Así, el preparador deberá decidir entre Corona y Soriano para acompañar a Verza y Azeez. De esta decisión puede extraerse una lectura de partido importante y es que apostar por Corona sería hacerlo por el control de la posesión mientras que utilizar a Soriano aportaría un juego más directo. El veterano centrocampista aúna, además, una importante valía en las jugadas a balón parado, en las que ya destrozara al Granada la temporada pasada en Almería.

En ataque llegan las opciones más interesantes. Francisco posee un ramillete de delanteros atléticos, con gran velocidad en los metros finales, que resultan básicos en un estilo contragolpeador. Zongo, Edgar y Wellington tienen facilidad para jugar en banda mientras que Thievy parece clara referencia. El conflictivo exjugador del Espanyol estaba decepcionando profundamente hasta el partido que lo midió al Barça de Luis Enrique, gol incluido. De él depende mostrar si fue un detalle fugaz o el inicio de un camino prometedor.

Capaz de jugar a dominar el partido o por el contrario, buscar las cosquillas al contragolpe, parece claro que el Almería adaptará su juego a lo que el Granada proponga como local. Cuestionado en sus planteamientos, Joaquín Caparrós deberá definir qué clase de partido se ve. Los Cármenes aguarda.