Foto: Getty Images (Manuel Quemadelos)

Marcelino no podrá contar con sus dos delanteros centro de más garantías para el partido de Los Cármenes. La situación de tranquilidad que transmitía el técnico hace pocos días se terminó de romper justo en el momento en el que lo hacía la rodilla derecha de Roberto Soldado

Foto: Getty Images (Manuel Queimadelos)

Malas noticias para el técnico del Villarreal CF, primer rival del Granada CF en La Liga 2016/17. El entrenador pidió este verano a su directiva un esfuerzo para reforzar la parcela ofensiva. Y menos mal que la cúpula castellonense atendió la petición de Marcelino García y pudo satisfacer su demanda. Y es que de no ser así, el Villarreal se encontraría sin delanteros para la eliminatoria de acceso a la UEFA Champions League y el primer mes de competición liguera.

La enfermería del «submarino amarillo» está plagada de jugadores de ataque. Denis Cheryshev fue el primero en recaer de una vieja lesión y a él se unió hace apenas una semana su delantero revelación la pasada campaña, Cédric Bakambu. El jugador, pretendido por media Europa este verano, tiene para algo más de un mes, por lo que es baja para el partido ante el Granada y los dos envites europeos ante el AS Mónaco. Las bajas por mor del mercado, Denis Suárez, Adrián o Baptistao, fueron reemplazados por jugadores del más alto nivel, como Sansone, Soriano y Alexandre Pato. Sin embargo, ninguno de ellos acostumbra a jugar como única referencia en ataque, sino que juegan mejor en la tarea de acompañar un nueve puro. Por ello, la figura de Roberto Soldado se presuponía vital de necesidad este año.

▷ Leer  ALSA se hará cargo de todos los desplazamientos del Granada

Y ayer no pudieron torcerse más las cosas. En la disputa del mítico Trofeo Teresa Herrera, el canterano del Madrid sufrió una de las lesiones más graves dentro del fútbol. Corría el minuto 55 de encuentro cuando Roberto Soldado cayó al césped con gesto de dolor y la mano en la rodilla diestra. Tras ver las imágenes y hacer una primera exploración, los servicios médicos del Villarreal temieron lo peor, la famosa «triada«. El examen médico al que se ha sometido hoy el delantero ha confirmado una lesión, poco peor que la mencionada. Rotura del ligamento cruzado anterior y el menisco exterior, lo que lo tendrá algo más de seis meses en el dique seco. Para poder rehabilitar la rodilla, Soldado pasará por el quirófano esta semana.

Se le acumulan los problemas a Marcelino, que tendrá que improvisar una delantera con los jugadores recién llegados, estén o no acoplados al resto del equipo. No se descarta, según medios castellonenses, que el club acuda una vez más al mercado para fichar un nuevo ariete que supla a Soldado, ya que no se espera que vuelva a jugar hasta el mes de marzo.