El equipo rojiblanco cambia una vez más de entrenador y serán doce, los cambios que haya sufrido el banquillo del Granada desde su regreso a Primera División hace ya seis años

Paco Jémez ya es historia del Granada CF. Al igual que algunos de sus precedesores en el cargo, el técnico canario no ha logrado terminar la temporada, aunque realmente no le ha dado tiempo ni a empezarla. Seis jornadas ha durado al cargo del banquillo nazarí que tendrá un nuevo inquilino en las próximas jornadas. El que ocupará el sitio de Jémez este sábado ante el CD Leganés será Lluis Planagumá, entrenador del filial granadinista, aunque de forma provisional hasta que el club encuentre un sustituto. Al lado de Planagumá estará un emblema como es Manuel Lucena, que ejercerá las órdenes de segundo entrenador. Con Planagumá serán once los cambios de entrenador que habrá sufrido el equipo granadino desde su ascenso a Primera pero se le añadirá uno más, doce, cuando el club encuentre un sustituto. A continuación repasamos todos los nombres.

El Granada regresó a Primera como bien se sabe en la temporada 2011-12 y desde entonces ningún entrenador ha conseguido encajar con el perfil que se busca. Tan solo un entrenador ha logrado empezar y terminar la temporada y es uno de los nombres que suenan para ser el próximo entrenador nazarí. Él es Lucas Alcaraz que estuvo durante la temporada 2013-14 en el banquillo nazarí y evitó que el equipo cayera en puestos de descenso. Él ha sido el único en esta etapa gloriosa que logró mantener el cargo durante las 38 jornadas, pero no fue nada fácil, recibiendo multitud de críticas semana tras semana.

El primero en abrir esta larga lista fue Fabriciano González que estuvo alrededor de una vuelta en la temporada del ascenso. Los malos resultados hicieron que Quique Pina tuviera que tomar la decisión de destituirlo para incorporar a Abel Resino, con el cual se logró la permanencia en Vallecas en una última jornada de infarto. A la temporada siguiente, en la 2012-13, se apostó por Juan Antonio Anquela, un entrenador con experiencia en Segunda División pero que le costó el puesto con el Granada porque no terminaba de adaptarse. Su sustituto a mitad de temporada fue Lucas Alcaraz, que salvó al equipo y como dijimos anteriormente se mantuvo a la temporada siguiente para volverlo a salvar. La continua presión que tuvo que soportar el entrenador granadino durante la temporada fue el principal motivo de su no renovación. La temporada siguiente, Joaquín Caparrós, el quinto técnico en esta etapa, llenó de ilusión a la afición pero acabó desquiciando a la misma y tuvo que ser destituido por el mal juego y los malos resultados. Joseba Aguado, técnico del filial por aquel entonces, dirigió al equipo una jornada en el Vicente Calderón, antes de que el club encontrara el sustituto al técnico sevillano. Abel Resino sería de nuevo la opción de Quique Pina pero los malos resultados volvieron a desencadenar una destitución a falta de cuatro jornadas para el final de Liga. Jose Ramón Sandoval fue el elegido y gracias a 10 puntos de 12 el Granada salvó la categoría.

▷ Leer  LaLiga Smartbank estará disponible en, al menos, diez plataformas diferentes

El entrenador de Humanes (Madrid) comenzó la temporada siguiente (2015-16) al frente del Granada pero una vez más, los continuos goles encajados, la falta de confianza y los malos resultados lapidaron la figura del entrenador madrileño que fue sustituido por José González. Quizás, el entrenador con menos «caché» que ha pasado por la entidad nazarí pero con el que más porcentaje de puntos se ha sacado. El técnico gaditano consiguió la permanencia en la penúltima jornada gracias a la victoria en el Sánchez Pizjúan por 1-4.

Con el cambio de poder en la presidencia granadinista, los nuevos empresarios asiáticos decidieron apostar esta temporada por la figura de Paco Jémez pero tan solo ha durado seis jornadas en el cargo. Sus continuos desplantes en salas de prensa unido a los dos puntos de quince posibles han hecho que su paso por la ciudad haya sido el más breve de todos. Lluis Planagumá, técnico interino, dirigirá al equipo este sábado antes de que un nuevo entrenador, el duodécimo en esta etapa dorada, se haga cargo del Granada CF. Entre ellos salen los nombres de Pepe Mel, Michel, Laudrup, Baraja o el propio Lucas Alcaraz. Dos cambios por año en los banquillos del Granada que no tienen que ser algo negativo. En el Valencia CF, por ejemplo, ocurre algo similar. No por ello el Granada deja de ser un club importante. Pasar tanto tiempo sin pisar los «charcos» de Primera División conlleva que el club tenga que ir buscando su mejor perfil, hasta que más tarde o más temprano, consiga dar con el técnico ideal y que dure en los banquillos el máximo tiempo posible.