El entrenador ha querido culparse de la actuación de los futbolistas sobre el campo y achaca la sustitución de Atzili a una decisión técnica

El Granada ha caído derrotado por tres tantos a uno ante el Alavés, un resultado que, según ha afirmado Paco Jémez en rueda de prensa, «no esperábamos ni muchísimo menos». «Tampoco creo que haya sido un partido para este resultado, pero está claro que el Alavés ha aprovechado bien nuestros errores», ha comentado el técnico, que ha tildado estos errores de «muy gordos» antes de afirmar que «cometiendo esos errores no tienes ni una sola posibilidad de competir en Primera División».

Pese a denunciar que el resultado final no refleja el desarrollo del partido, el entrenador del Granada ha negado que su equipo haya recibido demasiado castigo, y es que «cuando cometes errores tan graves nunca es poco castigo». Además, Jémez ha querido recordar que «cuando cometes errores tan gordos estás a expensas de que el contrario no acierte», algo que ha tildado de «complicado en Primera División».

En cuanto al cambio de Omer Atzili poco después de entrar al campo, el míster se ha remitido a que el jugador no ha dado lo que se pedía de él hoy: «frescura, profundidad, tener el balón y defender bien». «Me equivoco al sacarlo, el error es mío», ha señalado Jémez a sabiendas de que salir sustituido tras entrar al campo «es duro para él» y que «no es muy habitual» ver este tipo de acciones, «pero entiendo que no nos estaba dando lo que había pensado que nos podía dar».

▷ Leer  Oficial: Famara Diédhiou refuerza la delantera del Granada CF

Los recurrentes fallos en defensa se están convirtiendo en un quebradero de cabeza para el preparador, que ha sorprendido al afirmar que «me preocupan tanto que me van a costar el cargo», si bien ha negado que le hayan dicho nada desde la directiva «todavía».

En cuanto al plantel y su estado, Jémez ha dado una de cal y otra de arena afirmando que «somos un equipo que poco a poco queremos hacer las cosas mejor, pero que damos demasiadas facilidades al contrario y eso en Primera se castiga con perder partidos». Sin embargo, el técnico se ha mostrado optimista en base a algunos términos del juego, donde «por ratos hemos jugado muy bien al fútbol y hemos hecho lo que teníamos que hacer», aunque tendrán que esperar a interpretar mejor las facilidades que se dan al contrario para «ser un equipo competitivo». «Estoy muy contento con mis jugadores, vamos muy lentos, pero el responsable de todo lo que hacen ellos en el campo soy yo, no les culpo, quieren hacerlo lo mejor posible siempre», ha cerrado su comparecencia el entrenador del Granada Club de Fútbol.

Foto: Olga Arévalo