El ya ex-entrenador del Granada ha querido responsabilizarse de la situación deportiva del equipo en su adiós ante los medios de comunicación

Paco Jémez no seguirá siendo el inquilino del banquillo del Granada Club de Fútbol. Así lo ha oficializado el club este mediodía tras los malos resultados cosechados por el equipo en las primeras seis jornadas. El técnico se ha despedido en rueda de prensa ante los medios dando las gracias “a toda la gente que ha facilitado nuestro trabajo, desde los jugadores hasta el último empleado del club y, sobre todo, a la afición”.

“Me llevo mucho a pesar de haber estado poquito tiempo en el club”, se despedía el entrenador agradeciendo “muchísimo la oportunidad de haber podido estar aquí”. “Siento muchísimo que no haya podido salir mejor”, se disculpaba el canario.

Pese a su destitución, Jémez ha realizado hoy una última sesión de entrenamiento que ha afrontado “con muchas ganas, especialmente porque es el último, he intentado saborearlo lo mejor que he podido”. “Te puedo asegurar que lo he disfrutado y he tratado de sacarle el máximo rendimiento a cada segundo del entrenamiento de hoy”, ha afirmado antes de abordar la destitución como algo que “es parte del trabajo y cuando te dedicas a esto entiendes que en cualquier momento puede pasar”.

En cuanto a su etapa en el banquillo del Nuevo Los Cármenes, el técnico canario la ha definido como “demasiado corta”. “Era un proyecto para estar aquí mucho tiempo y desgraciadamente ha durado menos de lo que cualquiera nos podríamos imaginar”, ha lamentado Paco Jémez, que se lleva “muchísimo cariño, muchísimo afecto y muchísima rabia por dentro por no haber podido llevar esto a donde yo creía que podía llevarse”. “Me quedo con cierto resquemor por dentro de no haber podido estar a la altura del club, de la ciudad y de esta afición”, ha afirmado un entrenador que se lleva “muchas más cosas de las que dejo”. Así, el míster dice adiós a una etapa en la que “he sido muy feliz porque me han hecho la vida facilísima, me han intentado dar todo lo que tenían y eso es lo que me llevo”.

En cuanto a la actitud mostrada en algunas ruedas de prensa y ciertas declaraciones, Jémez ha querido recordar que “si yo hubiera querido marcharme me hubiera ido”. La decisión de cesarle como entrenador corre a cargo de la junta directiva, por lo que no tiene más remedio que “aceptarla por mucho que me duela y por mucho que no esté de acuerdo con ella”, rehusando entrar a valorarla. “Entiendo que a alguien le pueda extrañar alguna declaración y demás, pero yo sé bien por qué las hago, cuándo las hago, dónde las hago y qué es lo que quiero conseguir con ello”, ha afirmado por declaraciones como las realizadas en la segunda jornada del campeonato liguero.

“Yo soy el único responsable de la situación deportiva del club, no quiero echar balones fuera ni culpar a nadie”, ha tomado responsabilidad el ya ex-entrenador del Granada, “doy las gracias a todo el mundo por la oportunidad tan grande que me han dado, no he sabido aprovecharla, soy el que más cosas malas ha hecho y me responsabilizo de todas”.

▷ Leer  Leganés 1 - 0 Granada: La inferioridad numérica puede con un Granada que dio motivos para merecer más

Las declaraciones realizadas tras el encuentro en Las Palmas han pasado factura a un Jémez que ha querido explicarlas diciendo que “quise dejar claro que no iba a ser nunca un impedimento para el club, que vieran que era capaz de responsabilizarme de todo lo que hicieran en el campo, estaba muy cabreado conmigo mismo por la situación que había hecho vivir a los jugadores en el campo”.

“Es normal que le cueste el cargo al entrenador, vivimos de los resultados y, cuando no llegan, estás a expensas de la paciencia que tengan contigo”, ha declarado en cuanto a los resultados cosechados por el equipo en este primer tramo de Liga, “viendo que no llegan los resultados y perdiendo como se perdió el otro día, sabía que esto podía ocurrir, estas cosas se huelen”.

En cuanto a las decisiones tomadas al mando del equipo, Jémez no se arrepiente de nada: “he intentado buscar siempre lo mejor para el equipo, siempre he intentado poner a ese que creía que me iba a dar la victoria”. “Si hubiera estado en la misma situación habría hecho lo mismo que he hecho”, ha afirmado el técnico “con conocimiento de causa y analizando todas las posibilidades que se nos ofrecían”.

Todo son buenas palabras hacia sus pupilos, con los que ha sentido “mucha sintonía y mucho apoyo, sobre todo hoy, cuando se han enterado de la noticia”. “Siempre he sentido que han hecho lo que han podido para reflejar lo que nosotros queríamos hacer y por eso solo tengo palabras de agradecimiento para todos”, ha declarado el míster en sus últimas declaraciones como miembro de la entidad de Recogidas.

Foto: Olga Arévalo