El Athletic Club se ha consolidado como uno de esos rivales a evitar en Europa. A pesar de no haber tenido suerte, la progresión de los de Valverde en competición doméstica y en las contiendas europeas es evidente. El objetivo en La Liga, volver a cerrar el curso con plaza en las competiciones UEFA

 

w_900x700_181706353-athletic-de-bilbao-valencia-18-09-20161

Los leones son uno de los mejores equipos del país. Tras una década en el ostracismo, los bilbaínos son ahora un equipo de presente y futuro, amén de su peso histórico. El equilibrio reside en una fortaleza, el Nuevo San Mamés, y una filosofía de club que sigue tildando de único a la entidad vasca. Por y para la casa, llevando el nombre de Bilbao por todo el continente y puliendo las joyas de Lezama. Su base, la cantera, está más presente que nunca, con un equipo filial del que han salido varias promesas a pesar de no haber estado a la altura de la Segunda División. Así, jugadores como Vesga, Kepa, Sabin Merino, Yeray o Aketxe, son el pilar sobre el que se fundamentará el futuro de los leones. No hay dudas en cuanto a los objetivos marcados. Dos ediciones de la Europa League y una de la Champions son el listón que el club debe igualar. Jugar en Europa se ha hecho un habitual desde 2010 para este club, por lo que no acabar en plazas europeas sería un fiasco del que costaría recuperarse. La final perdida ante el Atlético de Falcao o la eliminación en los penales ante el Sevilla, hablan muy bien de los de Valverde, que casi siempre se han visto apeados por el ganador de la competición. Quizá otros emparejamientos habrían cambiado la suerte del club vasco y «La Gabarra» hubiera vuelto a navegar.

Valverde ha sufrido un apático verano, que a punto estuvo de romperse cuando a Raúl García se le diagnosticó una enfermedad coronaria. Finalmente, todo quedó en un susto y la dolencia cardiaca del jugador navarro no le aparatará de los terrenos de juego. En materia de fichajes, Valverde contará con los jugadores más destacados del filial rojiblanco, así como con Kepa. El portero ha protagonizado un inicio de campaña muy prometedor y se vislumbra ya como portero de futuro no solo para la portería de San Mamés, sino como portero de la selección española. La baja más reseñable es la de Gurpegui, león capitán que decidió colgar las botas. Ibai, Viguera, Kike Sola y Aurtenetxe abandonaron el club, después de varios años siendo fijos en el banquillo. La gran noticia del verano, Aymeric Laporte. El joven defensa es una de las realidades del campeonato y equipos como el Barcelona o el Manchester City pusieron sus ojos en él. Su respuesta, renovó con el club bilbaíno.

Portería

El «Txingurri» ha decidido apostar por el joven Kepa, al que alternará con el veterano Gorka Iraizoz. Las últimas actuaciones de Kepa han maravillado a propios y extraños, y el entrenador parece confiar en estos dos metas para La Liga. Kepa es, además, el portero titular con la selección española en categorías inferiores, opositando para cubrir en un futuro la meta nacional junto a metas poco menos jóvenes como David De Gea. En Copa y en la Europa League, la portería parece destinada a otro meta sobrio que mejora año tras año. Hablamos de Iago Herrerín, quien se ha confirmado como uno de los mejores porteros suplentes del país.

kepa

Defensa

De Marcos parece este año algo más propenso a ocupar la plaza de interior. No obstante, el lateral derecho será su posición como norma general. La izquierda es para un jugador que, sin hacer ruido, se ha confirmado como uno de los laterales izquierdos más regulares de La Liga, Balenziaga. En el centro de la zaga, muchas opciones para acompañar a la joya del club. Laporte podrá formar pareja con Bóveda, Etxeita o Lekue. Otra opción es la de Mikel San José, central reconvertido a mediocentro.

Medular

Normalmente, Valverde alinea a tres jugadores en esa parcela. Iturraspe ha visto su carrera frenada por las lesiones, por lo que Mikel San José se ha hecho con la plaza titular del pivote defensivo. Por delante, Beñat aparece como auténtico motor y organizador del juego vasco. Mucho más descolgado, actuando casi como un «10» estará el ex colchonero, Raúl García. Las opciones en el banquillo son muchas. El propio Iturraspe para dar descanso a San José. También como jugador de contención encontramos al joven Mikel Vesga. Para cubrir una posible ausencia de Beñat, están Mikel Rico, Aketxe o incluso Elustondo. La posición de Raúl García es la que más dudas plantea a la hora de sustituirlo. Jugar con Eraso en la mediapunta o la opción de que Muniaín juegue por dentro.

Delantera

 

▷ Leer  Primera sesión de la semana marcada por algunas ausencias

w_900x700_181710384-athletic-de-bilbao-valencia-18-09-20161

El puesto de delantero centro es únicamente para Aritz Aduriz. El jugador va rumbo de la cuarentena, y está en mejor forma que nunca. Toda una garantía de gol y la estrella del equipo por su peso específico en la materia de goles. Las bajas de Viguera y Kike Sola dejan a Aduriz como único punta, por lo que Valverde tendrá que improvisar cuando no cuente con el veterano ariete. Por las bandas, como titulares, aparecen Williams y Susaeta, dos de los puñales más definitorios del campeonato. Sus sustitutos son Iker Muniaín, cuya progresión se ha visto reducida de forma muy significativa, y Sabin Merino. El joven «catxorro» se destapó el pasado curso por su velocidad y su fondo físico. Un jugador que no dio un balón por perdido y se ganó el aplauso unánime del Nuevo San Mamés.

El técnico

Ernesto Valverde es uno de los entrenadores más respetados del país. Su trabajo en el Athletic Club es simplemente magnífico, cogiendo las riendas de una entidad que tiene una filosofía de mercado que influye mucho en la planificación de equipo. Con ese límite importante, Valverde conforma cada año un plantel muy cohesionado y que sabe a qué ha de jugar si quiere obtener resultados. La fuerza en cada balón y la apuesta por el ataque, hacen del Athletic uno de los equipos más puros de este deporte. Cada partido es una lucha sin cuartel en el césped de San Mamés, donde el fútbol se vive en estado puro -más aún si la lluvia hace acto de presencia-. El equipo sufre ciertos problemas que se han hecho prácticamente un clásico cada temporada para el aficionado de los leones. Y es que los inicios del Athletic suelen ser realmente desoladores, no obstante, el equipos siempre se ha levantado de las primeras cinco jornadas para reengancharse a los sitios privilegiados de la tabla. Otro de los puntos negros de los equipos de Valverde son las salidas de sus feudos. El Athletic debe sumar más puntos a domicilio para conseguir de forma mucho más tranquila sus objetivos.

w_900x700_11204529_sat2257

La libreta

El Athletic lleva casi un lustro jugando con un definido 4-3-3, en el que los dos volantes ocupan dos partes muy distintas del campo, por lo que conformarían casi un 4-1-1-1-3. Beñat tiene auténtica libertad para retrasar o adelantar su posición en virtud del resultado o el planteamiento del contario. El todocampista, ex del Betis, se ha convertido en un «box-to-box» como suelen llamarles en Inglaterra. Es decir, un jugador que destaca por su despliegue en el medio y por su capacidad para organizar el juego en torno a él, todo ello sin descuidar la defensa. Los laterales y extremos del Athletic tienen un despliegue bárbaro, siendo además muy ofensivos. De Marcos y Balenziaga pueden aprovechar los huecos del contrario para hacer de los extremos auténticas autopistas. Williams y Susaeta han cogido el relevo de los Muniaín, Ibai o el propio De Marcos, apostando ahora Valverde más por el talento en el uno contra uno que por la velocidad. Aún así, Susaeta y Williams no son jugadores lentos, precisamente. La referencia no es otra que Aduriz, cada balón colgado al área tiene altas opciones de ser rematado por uno de los mejores cabeceadores de la historia del fútbol español.

LA ESTRELLA || Aritz ADURIZ

EL FICHAJE || KEPA Arrizabalaga

EL JUGADOR A SEGUIR || MIkel VESGA

Las equipaciones

Marca: Nike

bilbao-hbilbao-a

XI Tipo del Athletic Club 2016/17

athletic

 

 

Guardar

Guardar

Guardar