El técnico nazarí ha valorado en rueda de prensa la actuación de su equipo tras la abultada derrota por 7-1 ante el Atlético de Madrid

La nueva etapa de Lucas Alcaraz en el banquillo del Granada empieza con derrota por goleada. El preparador ha querido hacer hincapié un primer tiempo que ha catalogado de “bastante interesante” por la actuación de sus pupilos sobre el césped. Sin embargo, esta primera mitad del encuentro finalizó con el Atlético encabezando el marcador tras dar la vuelta al resultado en los últimos segundos, algo que Alcaraz considera “demasiado castigo” porque “porque creo que nos tendríamos que haber ido al descanso empatando el partido”.

Diferente fue el curso de los acontecimientos en un segundo tiempo en el que “dimos facilidades”. “Si tienes mala suerte en un tiempo y en otro das facilidades ante un equipo que está entre los 5 mejores del mundo, te puede pasar lo que nos ha pasado hoy”, se lamentaba el técnico durante su comparecencia.

Alcaraz ha focalizado la diferencia de rendimiento en ambas partes del encuentro sobre el tercer tanto del equipo local: “a partir del tercer gol nos ha faltado el convencimiento que hemos tenido a lo largo del primer tiempo, y ese es un arma a la que si renunciamos nos va a costar muchísimo ganar un partido”. “No nos sobra nada y, si no jugamos con el cuchillo entre los dientes y con muchísima intensidad, lo tenemos bastante complicado”, ha explicado el entrenador nazarí, “estamos en la situación en la que estamos, las pinceladas individuales y los detalles estéticos tienen que pasar a segundo plano”, advierte.
Este resultado afecta moralmente a un ya dañado equipo, así como al propio Alcaraz, pero el preparador ha querido lanzar un mensaje de optimismo: “no me hunde, me cabrea, y de ahí es de donde tienen que salir las fuerzas para seguir adelante”, tanto él como la plantilla.

▷ Leer  Paco López: "Los jugadores han interpretado el partido a la perfección"

Sin embargo, el técnico es consciente de que la afición también sufre estas derrotas, aunque insiste en quedarse con lo bueno. “En el primer tiempo se han visto cosas interesantes”, ha comentado, “tenemos que forzar mucho más la máquina en el aspecto cualitativo y de conseguir ser un equipo porque luego hay partidos que sí que se pueden ganar perfectamente, y en esos también se puede competir como hemos hecho en el primer tiempo”.

“Nos han hecho mucho daño del 3-1 en adelante”, ha admitido Alcaraz, “de ahí hacia atrás sabíamos lo que teníamos que hacer teniendo en cuenta la diferencia de potencial”, pero el técnico es consciente de que “tenemos que mejorar en todo”, más allá de los 23 goles encajados en las 8 jornadas que se han disputado.

En cuanto a un Ochoa señalado por su actuación en algunas jugadas que han finalizado con el propio arquero recogiendo el balón del fondo de las redes que defiende, el entrenador ha querido evitar personificar en los errores, pues considera “medir de forma injusta” hablar individualmente de algún jugador tras el encuentro de hoy.

Foto: Granada CF