La Rosaleda mide hoy las sensaciones de Granada y Málaga en un partido catalogado de derbi a pesar del hermanamiento y buen ambiente que precede a los últimos enfrentamientos entre ambos. De ganar, los de Alcaraz continuarían en una línea ascendente que invita al optimismo

El Granada tiene ante sí la oportunidad de confirmar su resurrección. Por si el escenario y la histórica rivalidad entre ambos no fuese suficiente aliciente, el partido de esta noche supone un punto clave en la campaña de los rojiblancos. Lo es porque volver con los tres puntos cambiaría lo suficiente un panorama que comienza a tomar color. Todo ello a pesar de un inicio desolador. Así es la Primera División, complicada, pero no imposible. Dos victorias consecutivas son la fina línea entre hundirse en el pesimismo y afrontar la temporada con confianza. Aunque esa confianza sea la misma que la del estudiante que se la juega a una carta en la última tarde de estudio. No siempre sale bien, de hecho, muchos son los equipos que estudiaron sus posibilidades sin tener en cuenta el margen de error que existía. Eso es lo que quiere evitar Lucas Alcaraz, un alumno precavido que buscar sumar la mayor cantidad de puntos antes de que llegue el momento de la verdad.

Ganar al Sevilla no convalida el partido ante el Málaga. No se ganará sin salir, cómo mínimo, igual que se plantó cara al equipo hispalense. Al equipo de Juande Ramos lo respaldará una afición que, a pesar de hermanamientos, tiene especial interés en vencer al Granada. Juventud, confianza, regresos a la convocatoria,… el Málaga está preparado para recibir a los rojiblancos. No quieren verse sorprendidos por el mismo cuadro nazarí que dominó al Sevilla. Por su parte, Lucas Alcaraz ha tenido que preparar el partido con un ambiente optimista en el vestuario. «Todas las victorias tienen efectos colaterales positivos», declaró el entrenador. No obstante, Alcaraz es sabedor de que de nada serviría vencer un encuentro si al siguiente la plantilla se relaja. El trabajo está realmente lejos de estar hecho. Y es que, la confianza siempre fue un arma de doble filo.

El Granada viaja con 20 convocados, entre los que destaca la presencia de los tres porteros -algo que suele hacerse cuando se juega fuera por si hubiera algún meta indispuesto-, la del «tocado» Jon Toral y la de Tito, derivada esta de la baja de Foulquier. Cuenca, en principio, sería el sustituto del francés, si bien es una incógnita su rendimiento en un defensa de cuatro futbolistas. Otras ausencias destacadas son las de Krhin y Vezo, no recuperados aún de sus lesiones. Ochoa será el meta titular, después de conocerse que el mexicano no tiene la llamada «cláusula del miedo». En el centro, Pereira y Uche parecen partir con un sitio en el once, mientras Carcela y Boga ocuparían las bandas. El francés volvió a brillar ante el Sevilla, tras un periodo de ostracismo que notó el equipo rojiblanco en lo que a desborde y creatividad se refiere.

▷ Leer  Del dicho al hecho hay mucho trecho

El Málaga cuenta con casi todos sus efectivos, a excepción del «Chory» Castro, que cumple ciclo de suspensión. Vuelven a la convocatoria Diego Llorente y el ex rojiblanco Juan Carlos, que fueron expulsados hace unas semanas en el Camp Nou. Además, el goleador salido de la Masía, Sandro Ramírez, se ha recuperado a tiempo para el encuentro ante los nazaríes. Solamente existe un duda en el once local, y es que Kameni podría volver a dejar su sitio a Boyko. En Valencia, el meta recién llegado este verano a la Costa del Sol, tuvo que sustituir al camerunés. Las molestias que arrastra el meta y capitán del Málaga llevan a Juande a ser prudente y no arriesgar con Carlos Kameni.

Así pues, el Granada puede continuar con la inercia positiva que inició ante el Osasuna y continuó sorprendiendo al Sevilla de Sampaoli. Si hay dos entrenadores poco confiados, esos son Juande Ramos y Lucas Alcaraz. No sirve los precedentes, el derbi está en juego, importa lo verdaderamente esencial, lo deportivo, los puntos. Y el Granada quiere sumar antes de que la cuenta salga, y no sea para bien.

ALINEACIONES PROBABLES

Málaga CF: Kameni; Rosales, Torres, Llorente, Ricca; Fornals, Camacho; Ontiveros, Juanpi, Jony; y Sandro.

Granada CF: Ochoa; Cuenca, Lombán, Saunier, Gabriel Silva; Samper, Uche, Pereira, Boga, Carcela; y Kravets.

Televisión: GolTV (En abierto)

Árbitro: Álvarez Izquierdo