Los nazaríes derrotan al Sevilla y suman su segunda victoria consecutiva. Con los tres puntos, los rojiblancos podrían cerrar la jornada abandonando el último puesto de la tabla

El Granada llegaba para afrontar el tercer partido en siete días, el segundo consecutivo en su feudo. Sin tiempo para recuperarse físicamente y aún lastrados por el barro presente en Balaídos, los pupilos de Lucas Alcaraz tenían que medirse esta vez al Sevilla de Sampaoli, situado en puestos de Champions League.

Sin embargo, los nazaríes no se dejaron amedrentar por la clasificación y salieron cargados de ánimo tras conseguir la primera victoria de la temporada escasos días atrás. Los de Alcaraz se hicieron dueños de la ofensiva desde el primer momento y disfrutaron de la primera oportunidad clara de gol ya en el segundo minuto de encuentro. Mehdi Carcela recuperó un balón en el área rival y el disparo mordido terminó por caer en los pies de un Boga que sacó el disparo para que Sergio Rico lo desviase a córner.

El conjunto de Sampaoli no quiso ser menos y reaccionó a partir del minuto cinco. La mejoría del conjunto hispalense llegó en forma de balones largos a la espalda de la defensa buscando una apertura que dejase a los delanteros solos frente a Ochoa. Pese a ir siempre cargados de peligro, los lanzamientos en largo no terminaron de surtir efecto ante el buen posicionamiento de la zaga nazarí.

El Granada consiguió de nuevo el dominio del juego mediante posesiones largas y elaboradas que hicieron al rival correr tras el balón y gastar fuerzas en ello. Así llego la jugada que abrió el marcador. Uche inició un contraataque jugando con Boga, que se encargó de entrar al área y recortar a dos rivales y poner el pase de la muerte a Andreas Pereira, que se limitó a empujar el balón contra la red.

La respuesta del Sevilla no se hizo esperar y Correa remató dentro del área en el minuto siguiente, pero el balón salió a escasos centímetros de la escuadra de Ochoa. En el balcón del descanso, Mariano encontró el balón dentro del área con Ochoa vencido y disparó, pero Lombán despejó el balón bajo palos. Así, el partido llegó al descanso con ventaja para los locales.

Tras la reanudación, el Sevilla insistió en igualar el marcador. A los cuatro minutos de la segunda parte, Vitolo se encontró dentro del área con un balón mal despejado por Gabriel Silva, pero su disparo se marchó alto y, con él, la ofensiva sevillista.

▷ Leer  Aitor Karanka: "Estamos mejor que hace un mes"

Diez minutos de la segunda parte tardó el Granada en poner en apuros nuevamente a Rico, esta vez por mediación de Boga, que vio como el guardameta despejaba su disparo desde el interior de la zona de pena máxima.

Sin embargo, el peligro no quedó ahí, y es que gracias a esa ocasión llegó el segundo gol del Granada. A la salida del saque de esquina, los de Alcaraz sacaron la pizarra a relucir. Saque, dejada y remate de Lombán en el segundo palo para duplicar la distancia y dar una nueva alegría al público del Nuevo Los Cármenes.

El Sevilla siguió intentando volver al partido con tímidos acercamientos y llegó incluso a forzar que Ochoa se luciese en el minuto 72 deteniendo un disparo bajo de Vietto que buscaba acercar a los hispalenses al empate.

La gran actuación de los locales sirvió para reconciliar al equipo con la grada, algo que quedó patente con las intervenciones finales de Ochoa y en los cambios de Uche y Boga, que abandonaron el terreno de juego entre ovaciones del público y cánticos con sus nombres.

Sin embargo, en el descuento, el colegiado señaló un penalti de Lombán sobre Ben Yedder que hizo del resultado un marcador más ajustado de lo mostrado sobre el terreno de juego.

Así, entre ‘olés’ de la grada y ovaciones a sus jugadores en un partido que podría haberse saldado con una cifra de goles a favor mayor, Los Cármenes vio al Granada Club de Fútbol sumar una nueva victoria, la segunda en apenas tres días, lo que acerca al equipo a la zona segura de la tabla, y es que los nazaríes podrían abandonar la última posición de la tabla en esta misma jornada.

Ficha técnica:

Granada: Ochoa; Foulquier, Lombán, Saunier, Gabriel Silva; Samper, Uche (Javi Márquez 76′); Pereira, Carcela, Boga (Cuenca 73′) y Kravets (Ponce 85′).

Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Rami, Pareja, Mercado (Sarabia 69′); Kraneviter (Iborra 55′), N’Zonzi, Vitolo, Franco Vázquez; Correa (Ben Yedder 69′) y Vietto.

Árbitro: José Luis González González. Amonestó a Pereira (27′), Gabriel Silva (33′), Carcela (40′), Márquez (80′) y Lombán (93′) por parte del Granada y Franco Vázquez (44′) e Iborra (63′) por parte del Sevilla.

Goles: 1-0, Pereira (27′); 2-0 Lombán (56′); 2-1 Ben Yedder (94′).

Foto: Olga Arévalo