El Granada CF salió humillado de su visita a Ipurúa en un partido lleno de errores y de falta de intensidad. Adrián de penalty, Sergi Enrich, Ramis y Pedro León fueron los goleadores

El resultado lo dice todo. Ni siquiera el Granada se puede coger al riguroso penalty que decretó Mateu Lahoz y que dio origen al serio correctivo que se llevó el equipo nazarí en su visita a Ipurúa para excusarse. Toda la esperanza generada ante Las Palmas se esfumó de un plumazo en noventa minutos donde solo existió un equipo sobre el verde de Ipurúa. Ni el esquema, ni el debut de Wakaso, ni Adrián Ramos, ni el nuevo cántico creado por la afición han servido para doblegar a un Eibar que juega de memoria, que tiene jugadores con una calidad a rebosar y sobre todo, que sabe lo que significa la palabra «intensidad».

A los 9 minutos, Mateu Lahoz pitaba penalty ante un, claro, agarrón de Ingason a Sergi Enrich. Bien es cierto que en los miles de partidos que se juegan cada fin de semana, se ven este tipo de agarrones. Pero seguramente es más fácil pitarlo a un equipo que se encuentra en penúltima posición en la tabla. Adrián marcaría la pena máxima. Poco después, el mismo jugador mandaría un balón al travesaño. El Granada no existía. Le costaba una barbaridad generar fútbol y llegaba al área rival en contadas ocasiones. Antes del descanso, Sergi Enrich haría el segundo. Regateó a Ochoa y marcaría a placer, ante a la tímida presión de Lombán. Con la victoria por 2-0 se llegó al tiempo de descanso.

En la reanudación, Lucas Alcaraz introdujo a Wakaso, que debutaba con el equipo nazarí. Aunque no hacía falta porque el resultado ya estaba decidido desde el inicio del encuentro. El Eibar seguía gustándose y de esta forma llegaron dos goles más. En primer lugar, Ramis remataba un saque de esquina, asistido por Pedro Léon, dejando en ridículo a los centrales rojiblancos que «hacían aguas» ante el enésimo error defensivo. Poco después, sería Pedro León, quien marcaría el cuarto, completamente solo dentro del área tras una asistencia de Sergi Enrich.

▷ Leer  Paco López: "Los jugadores han interpretado el partido a la perfección"

Los locales podían haber hecho mucho más daño si llegan a acertar con el resto de oportunidades que tuvieron. Pero Mendilibar quiso dar refresco a sus jugadores, y retiró del terreno de juego a un Pedro León que esta vez sí que parecía Zidane o Maradona. Eso es lo que está provocando el Granada esta temporada. Que la mayoría de sus equipos rivales parezcan de Champions League. Finalmente, el partido no dio para más, y el Eibar venció por 4-0, aunque si hubieran querido habrían seguido con el «repaso» hasta la medianoche. El Granada pierde una prueba de fuego para engancharse de nuevo a la permanencia. Sigue ahí, pero queda una jornada menos, y la actitud ha vuelto a ser la misma. Veremos si ante el Betis repiten la imagen de Las Palmas, porque si muestran otra que no sea esa, el infierno estará más cerca.

Foto: SD Eibar

FICHA TÉCNICA

Eibar: YOEL; CAPA, LEJEUNE, RAMIS (MAURO DOS SANTOS, MIN 67), ARBILLA; DANI GARCÍA, ESCALANTE (RIVERA, MIN 77); PEDRO LEÓN, ADRIÁN, INUI Y SERGI ENRICH (RUBÉN PEÑA, MIN 79)

Granada CF: OCHOA; FOULQUIER (WAKASO, MIN 45), LOMBÁN, INGASON, GASTÓN SILVA, CUENCA, UCHE, PEREIRA (SERGI SAMPER, MIN 56), MALLÉ, KRAVETS Y ADRIÁN RAMOS (PONCE, MIN 72)

GOLES: 1-0, MIN 10, ADRIÁN GONZÁLEZ (P); 2-0, MIN 38, SERGI ENRICH; 3-0, MIN 51, RAMIS; 4-0, MIN 61, PEDRO LEÓN