Se avecina un mes muy movido para el Granada con hasta siete jornadas ligueras, dos de ellas entre semana, que pueden decidir el futuro inmediato del equipo

Coincidiendo con la Semana Santa, el Granada CF afronta un mes de abril con un duro calendario por delante, con hasta cuatro jornadas en Los Cármenes que podrían decidir, si no lo está ya, su futuro en la máxima categoría del fútbol español. Como decíamos, coincide con este periodo de siete días, en los que cada año los cristianos conmemoran la Pasión, Muerte y Resurección de Jesucristo. Un período de intensa actividad, precedida por la Cuaresma. Para los nazaríes esta pasión durará 30 días, que comenzarán este próximo fin de semana ante el FC Barcelona de Luis Enrique y que se cerrará con la visita a un estadio talismán, como Anoeta, faltando tan solo tres jornadas para el final de Liga. ¿Será Abril, el mes de la penitencia, donde el club rojiblanco pedirá perdón por sus pecados, como el de bajar a Segunda División? ¿O resucitará al final del mismo?

Este próximo domingo será el conjunto blaugrana quien visitará el Nuevo Los Cármenes. Los de Lucas Alcaraz se agarran al «espíritu de Brahimi» para conseguir la victoria, como ya lo hicieran en temporadas pasadas, que daría mucha moral para el resto del mes. No habrá tiempo para reaccionar, dado que tres días después visitarán Riazor, un estadio de otro rival directo por la salvación como el Deportivo de la Coruña. Finalizará la semana el Domingo de Ramos con la visita del Valencia CF a Los Cármenes, comenzando la Semana de Pasión. Terminará esta intensa semana con otra visita a Los Cármenes, esta vez, la del Celta de Vigo. 12 puntos en juego, de los cuales, 9 serán en el feudo nazarí. ¿Resucitará ante el Celta el Granada, o terminará de enterrarlos el equipo del ‘Toto’ Berizzo? 

Acabada la Semana Santa, el equipo rojiblanco proseguirá con su propia penitencia. Las dos jornadas siguientes serán derbis andaluces porque los de Alcaraz visitarán el Sánchez Pizjúan para medirse al Sevilla un viernes para que cinco días más tarde reciban en Los Cármenes a un Málaga que también anda metido en problemas en la zona baja de la tabla. Para finalizar este mes de Pasión nazarí, el Granada viajará a San Sebastían para enfrentarse a la Real Sociedad, quedando tan solo 12 puntos en juego. Actualmente, la salvación está a siete puntos, por lo que podría producirse que para ese partido el Granada esté descendido matemáticamente. O no. Si saca partido de esos cuatro partidos en su feudo y logra dar la campanada (pese a llevar casi un año sin ganar fuera de casa) en estadios como Riazor o Anoeta, el Granada podría llegar muy vivo a la recta final de Liga, que será en Mayo, justo después de un mes cargado de penitencia y pasión rojiblanca. Habrá que ver si los hombres de Alcaraz son capaces de resucitar al tercer día, después de llegar con la soga al cuello a este próximo mes de abril.

▷ Leer  La RFEF aplaza el Real Murcia - Recreativo Granada

Foto: Olga Arévalo | GranadaCFWeb