El Granada afronta el encuentro ante el Sevilla con la obligación de ganar por primera vez fuera de casa esta temporada si quiere seguir soñando con mantener la categoría. La derrota ante un Sevilla de Champions podría suponer la despedida de la élite española

Final tras final disputa el Granada desde hace ya casi diez jornadas. Final tras final en la que no ha sido capaz de ganar, y en muchas ocasiones ni de puntuar siquiera, condenándose a vagar durante todo el año por la zona baja de la tabla y coquetear con un descenso casi inevitable ahora. Una nueva final tendrán que disputar esta noche, y esta vez ante un rival necesitado de ganar si quiere clasificarse de forma directa para la Champions League.

Como en las peores pesadillas rojiblancas, un viejo pretendido por la antigua dirección deportiva como Sampaoli podría dar la puntilla al Granada hoy. Nuevamente, un fichaje frustrado podría ser el encargado de hundir aún más – si cabe – a un equipo al que cada vez le cuesta mirar más hacia arriba. El talento ya no suma tanto, y menos aún desde la enfermería. La delantera llegará en cuadro con Kravets y Ramos lesionados, por lo que Ponce viajará como único delantero. No habrá plan ‘B’ que sirva de revulsivo, al menos en la punta de lanza.

Sin embargo, la parcela ofensiva no es la única que se verá mermada ante el club hispalense. El omnipresente Wakaso supondrá una baja sensible para Tony Adams en la medular tras ser expulsado en el último encuentro, mientras que Foulquier e Ingason no podrán formar parte de la zaga. Un once que llegará sin varios jugadores clave para un partido determinante.

▷ Leer  Paco López: "Queremos darle continuidad a un trabajo excelente"

Enfrente estará el Sevilla, que ya cayó derrotado en el Nuevo Los Cármenes. Sin embargo, esta vez el Sánchez Pizjuán mostrará a un equipo necesitado de tres puntos, pues se halla inmerso en plena batalla por la tercera plaza de la clasificación, lo que les daría el pase directo a la Champions League, sin tener que jugar la fase previa. Además, los de Sampaoli sólo han perdido uno de los quince encuentros disputados en su feudo esta temporada.

Ambos equipos tienen unas necesidades muy marcadas, luchando por extremos tan opuestos como entrar en la máxima competición a nivel europeo o aguantar una semana más con opciones de conseguir la permanencia. Una lucha de intereses que ganará el conjunto que mejor sepa expresarlas sobre el campo, un duelo por las aspiraciones de cada club que se disputara con el corazón, ese que tantas veces le ha faltado al Granada esta temporada.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán

Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez

Hora: 21:00

TV: Gol