Con el partido ante el Barcelona aún resonando, el Granada afronta el primer encuentro de esta semana ante el Deportivo. El técnico rojiblanco ha comparecido en rueda de prensa con motivo del partido, al que ha vuelto a tildar de final

Dos días han pasado desde el último enfrentamiento que tuvieran los jugadores del club nazarí, dos días para seguir trabajando y refrescar las piernas antes del duelo a vida o muerte en Riazor. Sin embargo, Alcaraz no podrá contar con todos sus efectivos, pues el propio técnico ha confirmado que Uche y Carcela no podrán formar parte de la convocatoria, mientras que otros jugadores como Ramos o Uche arrastran “molestias que, salvo contratiempo, me da la impresión de que no van a ser problema para jugar”.

“El Granada se juega el derecho a jugar finales”, ha remarcado el técnico, “para jugar finales hay que ganar finales, aunque las palabras se quedan vacías si luego no damos la talla, como en los últimos partidos fuera de casa”, se ha lamentado.

Además, el granadino ha querido recalcar que “no es imposible” una salvación sin vencer al Deportivo, “pero decir eso no es coherente, hay que dar la cara y ganar”. “No podemos decir lo que ya se sabe, lo que hay que hacer es hacerlo, estoy convencido de que podemos y vamos a hacerlo”, ha sentenciado el míster nazarí.

La situación, aún mas sangrante por la derrota ante el Barcelona, es complicada, algo que “cada uno digiere a su manera” según el entrenador. “El tema es que acertemos para que jueguen los que tienen rabia”, ha señalado en torno a los sentimientos de sus pupilos, mientras que los suyos son “no sólo de rabia, sino un poco de descorazonamiento porque hay que llegar”, pero para ello es necesario “coger a los que en este tipo de circunstancias aprieten y salgan adelante”. “Ahora mismo más que la técnica y la táctica están los huevos y la determinación”, ha afirmado el técncio.

▷ Leer  Dura derrota en el tiempo de descuento en la Catedral (2-1)

Aún resuenan las palabras que Rakitic le dedicó a Pereira en concreto y a todo el Granada en general, un gesto que no ha pasado inadvertido ni para el propio Lucas Alcaraz. “Los jugadores de los equipos grandes en España pueden hacer lo que les de la gana, pienso que ya tenía que haber rectificado, pero cuando lo hace un jugador de un grande es que se ha calentado y cuando lo hace el de un equipo pequeño es porque es un sinvergüenza”, ha querido señalar al respecto antes de sentenciar que “el ‘barçamadridismo’ ya cansa”.

De cara al encuentro de mañana, lo que más preocupa al míster granadino es “buscar gente que tenga arrestos y que lo demuestre”. La defensa de cinco o de cuatro no preocupa al entrenador, que opina que “los sistemas no son tan importantes como queremos hacerlos ver”, ya que “con todas las formaciones se puede ser ofensivo y defensivo”. “Ahora mismo la táctica no es tan importante porque el equipo tiene suficiente bagaje táctico como para demostrarlo sin necesidad de trabajarlo más”, ha finalizado al respecto.

Para lograr los tres puntos, los jugadores tendrán que mostrar tener esos “huevos” que pide el propio técnico, algo que “se tiene, no se trabaja”. “En esta situación las palabras sobran, táctica y técnicamente hay suficiente, cuando hay una situación de este tipo lo que hace que se salga adelante es que tengamos suficiente determinación”, ha explicado al respecto Alcaraz, “todos los partidos tienen su momento de dificultad, y ahí está lo que nos ha faltado hasta ahora”.

Foto: Pepe Villoslada // Granada CF