El entrenador rojiblanco ha valorado en sala de prensa el empate cosechado por su equipo ante el Deportivo de la Coruña, que deja a los nazaríes en una situación muy desfavorable de cara al tramo final de temporada

El Granada quema sus balas y no consigue aprovecharlas, las tablas en Riazor no ayudan a un equipo al que sólo le vale sumar de tres en tres. “Hemos generado pocas situaciones de peligro”, ha reconocido Lucas Alcaraz sobre un encuentro en el que “el equipo ha sufrido un poco”. “Hemos cambiado el dibujo para ver si generábamos con más juego exterior situaciones de peligro, y hemos estado más equilibrados, pero nos ha faltado generar ese tipo de situaciones”, ha comentado el míster.

“Tenemos que pensar en el siguiente partido”, ha recalcado el técnico, “no podemos pensar en ningún rival”. Los Cármenes espera a un Granada al que le está “costando un mundo fuera de casa”, hasta el punto de que “hoy es la primera vez que dejamos la portería a cero”. “En casa hemos tenido una racha mejor, pero ahora se ha truncado”, ha lamentado Alcaraz, “necesitamos una victoria ya”.

El punto sumado se debe, en gran parte, al penalti atajado por Ochoa. “Todo nos pasa ha todos”, ha señalado el técnico nazarí, “he visto muchas jugadas de esas”. “Lo ha parado (Ochoa), pero tampoco hemos sido capaces de haber tenido alguna aproximación al área”, ha destacado el míster, “ellos han tenido más dientes”.

▷ Leer  Diego Martínez: "Creo que merecíamos el empate"

Ya en los tramos finales del encuentro, el Granada ha dado la impresión de conformarse con el empate y añadir un punto más a su casillero. Al respecto, el entrenador rojiblanco ha reconocido que “no hemos tenido ese ritmo ni transmitido esa sensación” en cuanto a las ganas de ganar en los últimos minutos. “Un punto es un punto más, pero hoy necesitábamos ganar”, ha finalizado.

Foto: Helena Callejón