El entrenador rojiblanco ha valorado el partido de sus jugadores y, especialmente, el gesto de Ponce hacia la grada en el único gol del equipo, además de la situación que queda tras la derrota ante el Valencia

Si algo pasará al recuerdo de este Granada – Valencia no es otra cosa que la cuanto menos polémica celebración de Ponce tras anotar. El ariete mandó a callar a la grada en un gesto que terminó de incendiar a la afición y que no ha pasado inadvertido para nadie. “Ha cometido un error grave en un momento muy inoportuno”, ha señalado Lucas Alcaraz, “creo que ya está pidiendo disculpas, es muestra de la inexperiencia que tenemos”. “Es una falta de respeto”, ha admitido el entrenador antes de recalcar que lo ha hecho en “un momento muy doloroso”.

El míster ha evitado hacer análisis del encuentro, dado que “analizar lo que no somos capaces de hacer irrita a la gente”, aunque sí que ha reconocido que “no estamos a la altura de la ciudad, de la categoría ni de la afición”. “Hoy es el día de pedir disculpas, reconocer nuestra falta de aptitud y seguir peleando mientras haya vida”, ha afirmado.

“Ahora mismo lanzar cualquier tipo de mensaje es un error, cualquier diagnóstico cabreará a la gente y con razón”, ha señalado el entrenador del Granada antes de “reconocer que nos está faltando aptitud en determinadas cosas”. Además, el técnico ha querido “pedir disculpas porque no estamos a la altura del club, de la ciudad, del escudo y de la afición”, una afición que “está teniendo un trato exquisito para la percepción que hay del club, lo que estamos transmitiendo y el tipo de año que está siendo, la única que está a la altura de la categoría es la afición”, ha finalizado al respecto.

▷ Leer  Diego Martínez: "Creo que merecíamos el empate"

En cuanto al partido, Alcaraz ha declarado que “lo más duro es estar persiguiendo algo y ver que no eres capaz de conseguirlo, la sensación de hoy es que no somos capaces de conseguir una victoria que marca a fuego el futuro del equipo”.

Como granadinista, el míster ha confesado que “hasta el día de hoy encuentro pocos momentos peores que este”. “Ponce está disculpándose, posiblemente lo habría cambiado”, ha dicho sobre los cánticos de la grada, “tiene que rectificar cuanto antes, la gente no merece que tengamos ningún calentón”.

“Hoy es el día de pedir disculpas a la gente que viene cada semana ilusionada a algo que no hemos sido capaces de dar”, ha lamentado Lucas Alcaraz. Por último, el entrenador ha querido explicar los cambios de Ingason y Uche: “con Ingason quería hacer el equipo más ofensivo, está claro que si alguien en el campo estaba más tocado psicológicamente por los goles era Ingason, con Uche estaba viendo que nos íbamos a quedar con diez”.

Foto: Helena Callejón