Todo lo que no sea una victoria en Anoeta provocaría que el Granada sea equipo de Segunda División de forma matemática este mismo sábado

Era cuestión de tiempo. Con el Osasuna ya descendido a Segunda División, solo hace falta saber quienes serán los otros dos equipos que lo acompañen. Todo apunta a que el sueño de la Primera División está llegando a su fin para el Granada CF que dirá adiós a la máxima categoría del fútbol español este sábado y acompañará a los rojillos si no consigue vencer a la Real Sociedad en Anoeta, un estadio talismán en los últimos años gracias a los puntos que ha conseguido sacar de alli para conseguir la salvación en temporadas anteriores.

Sin embargo, esta temporada estaba destinada al fracaso. Los últimos partidos han condenado al equipo nazarí al más absoluto abismo y nada ni nadie hará que sobreviva entre los equipos más grandes de nuestro fútbol. 10 son los puntos que separan a rojiblancos y pepineros en la clasificación, aunque hay que sumar uno más debido al golaverge, favorable a los madrileños. A continuación repasamos los resultados que se deben de dar para que este mismo sábado el Granada descienda matemáticamente a Segunda División:

  • Derrota o empate del Granada ante la Real Sociedad
  • Victoria del Leganés ante el Eibar
  • Victoria del Granada a la Real Sociedad pero también victoria del Leganés
▷ Leer  El Granada iniciará su pretemporada el 12 de agosto

Solo la victoria del Granada en Anoeta y la derrota o empate del Leganés en Ipurúa, alargaría la agonía rojiblanca una jornada más, debido a que la distancia se reduciría a siete/ocho puntos, faltando todavía nueve (tres jornadas) puntos por jugarse. Sería en Los Cármenes ante el Real Madrid cuando, en caso de no ganar, el Granada bajaría matemáticamente a la categoría de plata.

Foto: Helena Callejón | GranadaCFWeb