Varios clubes muestran interés en el delantero onubense, ahora que está inmerso en la lucha por el pichichi de Segunda División. El Granada parecía el mejor colocado para conseguir el fichaje, pues mostró interés antes de que acabara la Primera División, pero ofertas de Primera podrían torpedear la operación.

Hay jugadores a los que, como poco, se puede catalogar de atractivos en el mercado veraniego. Si un jugador es delantero, está explotando en su temporada más anotadora y, encima, acaba contrato, la palabra ganga se queda a años luz de la operación. Es por eso que Joselu Moreno está siendo la estrella de este primer mes de rumores y conjeturas. El Granada se posicionó bien a la hora de conseguir su incorporación, bien por la pronta llegada de su nuevo director deportivo o por el temprano descenso a la categoría de plata. Inmersos en la planificación de la siguiente campaña, a pesar de no haber acabado aún el mes de mayo, el nombre del delantero oriundo de Cartaya (Huelva) se relacionó a la entidad rojiblanca con fuerza. El jugador, como ya ha indicado su entorno más próximo, no renovará con el Lugo. Menos aún cuando las últimas jornadas han alejado al equipo lucense del Playoff de ascenso a Primera. Por lo tanto, sea cual sea su destino, el jugador llegará con la carta de libertad bajo el brazo y por ello sin coste en lo que a traspaso se refiere.

Es su condición de agente libre lo que ha sido un reclamo para más y más equipos en los últimos días. El mapa estratégico de su fichaje comienza a poblarse y la operación, que parecía encaminada al pronto acuerdo podría verse torpedeada por el interés de equipos que darían a Joselu la oportunidad de jugar en La Liga Santander. Es el caso del Deportivo de la Coruña, quien ha dejado caer la necesidad de hacerse con un delantero en el mercado de fichajes. El desempeño del delantero del Lugo no ha tardado en impresionar a los dirigentes de Riazor. Los deportivistas tienen más nombres en la recámara, pero la posible salida de Florín Andone a Portugal podría acelerar una oferta en firme al agente del jugador. El otro equipo al que se relaciona al jugador es el Málaga CF de Michel, una vez que todos los escenarios dan por perdido a Sandro Ramírez. El jugador salido de La Masía dejará un hueco inmenso en la delantera malaguista y Joselu encaja a la perfección como su sustituto.

Tres son las bazas que podría jugar el Granada en el fichaje del jugador. La primera y más importante, el proyecto. Quizá sea la de mayor incógnita ahora mismo, pues Joselu, en caso de permanecer en la segunda categoría, apostaría por un proyecto que tenga por único destino ascender a Primera. Sin embargo, la tensa calma que reina en el club rojiblanco podría jugar a favor de los pretendientes de Primera División. La segunda y la tercera van de la mano, pues tienen que ver con el protagonismo del jugador en el esquema de su nuevo club. Mientras que en Granada se afirma que, en caso de llegar, sería para jugar incluso como pareja de Adrián Ramos, ser titular en un club de Primera sería un mayor reto. La cantidad de minutos que garanticen al ariete podría jugar un papel trascendental en el fichaje. La tercera, el entrenador del conjunto rojiblanco. Ahí la relación entre el proyecto del Granada y el futuro del delantero puede salir muy reforzada si el elegido es José Luis Oltra. Y es que el delantero ya estuvo a las órdenes del valenciano en su etapa en el club de su tierra, el RC Recreativo de Huelva. El desenlace de la pugna por el ariete parece estar cerca, pues a Joselu le restan dos partidos con su actual club y luego decidirá su nuevo destino.

▷ Leer  Dura y justa derrota del Granada en su visita a Balaídos (3-1)

Foto: LaLiga