El entrenador del Granada ha comparecido en su última rueda de prensa como inquilino del banquillo nazarí tras caer derrotado por séptima vez consecutiva

La pesadilla termina

A partir de hoy todo lo negativo ha terminado, ahora podemos empezar a pensar en positivo. Esta temporada ha sido un desastre, tenemos que aprender de ello y de los errores que hemos cometido para no volver a cometerlos.

La plantilla y sus carencias

Nada va a funcionar con este grupo de jugadores, he probado diferentes sistemas y ninguno ha funcionado, pero tampoco con los anteriores entrenadores. Da igual lo que se haya probado, el problema ha estado en los fichajes, hemos hecho todo lo posible para que los jugadores sacasen lo mejor de ellos, pero nada ha funcionado, era error tras error.

El cambio de Pereira

Pereira marcó y lo hizo bien durante los próximos 20′, pero he querido poner jugadores con menos experiencia para que supiesen cómo es contar con minutos en Primera División.

▷ Leer  Once partidos después, el Granada gana fuera de casa
La temporada y su tramo final

Es una pesadilla, creía que me iba a dar un infarto. Trabajar con este grupo de jugadores no ha sido fácil, nos marcaban con mucha facilidad. Me alegro de que al fin termine. La gente me acogió muy bien.

Los errores y el futuro

El error principal han sido los fichajes. Esto va sobre los jugadores, los mejores ganan La Liga, por eso Madrid y Barcelona ganan siempre. Creo que el propietario ha admitido que se han cometido errores, va a intentar no volver a cometerlos. Para él el Granada es un proyecto largo. Ahora mi trabajo es conseguir buenos jugadores de cara a la próxima temporada, confío plenamente en Manolo Salvador, trabajamos muy bien juntos. Vamos a intentar incorporar jugadores lo antes posibles, la pretemporada empieza el 5 de julio. Estamos en desventaja respecto a equipos como Osasuna, que ya tienen el bloque hecho, pero vamos a hacer todo lo que podamos.

Foto: Helena Callejón