El equipo de Soria está siendo una de las sorpresas más agradables del campeonato. Basados en una defensa sólida y un espíritu de bloque extraordinario, Jagoba Arrasate está firmando un inicio muy ilusionante con los numantinos. Las individualidades, que las hay, están al servicio de un fin colectivo: volver a Primera

Tras llegar prácticamente al primer cuarto de la competición, no resulta exagerado decir que el Numancia está poniendo los cimientos para retomar el sendero hacia la Primera División. Lo hace, como siempre ha sido marca de la casa, basándose en una defensa contundente, la unión en su vestuario y un fortín: «Los Pajaritos». El Numancia, abonado durante campañas a la medianía de la categoría de plata, no ha cambiado demasiado su discurso con Jagoba Arrasate, pero si está potenciándolo gracias a sus generosas virtudes. La llegada este verano de jóvenes valores como Larrea, Milla, Grego o Diamanka han revitalizado el frío plantel numantino y han aportado numerosas soluciones a los problemas que en el pasado encontraron los de Arrasate. El equipo ha ganado en salida de balón, desborde por los extremos y gol en la mediapunta. Además, el entrenador de Vizcaya se ha visto de repente con un sinfín de opciones en el banquillo. Tanto es así que, ya no es que el once tipo que se preveía en agosto haya cambiado, sino que resulta difícil poder hacer uno a día de hoy. Las dudas en la delantera y la posición de Escassi -a veces mediocentro, otras central-  han provocado cambios jornada tras jornada. Esto, sumado a la enorme competitividad en las bandas, hacen del numantino un equipo imprevisible. De solucionar algunas taras en sus salidas de Soria, el Numancia estará pugnando por las plazas de Playoffs. Cuenta a su favor con una historia muy cíclica. Y es que, cada vez que Los Pajaritos se muestra inexpugnable, sus opciones de ascender se incrementan mucho más que las de los otros equipos.

Portería

El Numancia ha encontrado en Aitor Fernández a su portero titular. Tras años dando volantazos en la elección de un meta, Arrasate confió en el guipuzcoano y no le defraudó. Hizo una segunda vuelta sensacional y cuando lelgó el verano, no pocos equipos preguntaron por él. En el banquillo encontramos al que venía siendo titular, Munir Mohand. El portero ex del Melilla no era una garantía bajo palos, aunque con su estatura no sufría en exceso en los partidos más complicados.

Defensa

Dos laterales muy completos, solventes en defensa y descarados en ataque. Unai Medina y Ripa son dos de los jugadores más importantes en el sistema de Arrasate. Markel y Luis Valcarce -aún volviendo tras una lesión de rodilla- son las opciones con las que cuenta el técnico. En cuanto a la pareja de centrales, Dani Calvo parece un fijo en la formación. Su pareja no está del todo clara. En principio parecía tomar ventaja Carlos Guitérrez, pero el canario ha ido perdiendo peso hasta alternarse en la titularidad el mediocentro Escassi y uno de los fichajes del equipo numantino, Unai Elgezabal.

▷ Leer  Sweet Dreams

Medular

El baile de nombres en el centro del campo ha sido constante. Ya no sólo por la competitividad de los centrocampistas, sino también por la multitud de dibujos que ha usado Arrasate. Con doble pivote, con trivote, con mediapunta, sin este o perjudicados por una defensa de tres centrales… Los jugadores del medio del Numancia tienen capacidad para amoldarse a lo que el técnico disponga para cada encuentro. La pareja que más y mejor ha jugado es la formada por Íñigo Pérez -un fijo- y Diamanka -fichado este año del Almería-. Escassi, que ha ocupado el sitio de central, es una opción en el doble pivote junto con Grego y Larrea. El canterano del Atlético -también ex del Villarreal- ha llegado con la intención de hacerse hombre en el balompié y comandar la salida de balón numantina. Dependiendo del dibujo, Arrasate dispone una línea de tres en la mediapunta o solamente a dos extremos. Dani Nieto, Marc Mateu, Pablo Valcarce, Julio Álvarez,… las opciones son muchas. Muy destacable es el inicio de Pablo Valcarce, un jugador en racha.

Delantera

Como ocurre con los mediocentros, los delanteros están participando en función del planteamiento táctico inicial. Guillermo parecía destinado a ser el eje ofensivo, el ariete que Arrasate pedía. Pero Higinio y Manu del Moral tenían mucho que decir y han robado muchos minutos al canterano del Athletic. Especial es la situación de otro de los recién llegados, Pere Milla. El habilidoso extremo ha encajado bien en el entramado ofensivo que plantea Arrasate y ha jugado mucho y muy acertadamente. Así, hemos visto a Pere Milla como extremo zurdo -su posición natural-, mediapunta e incluso segundo delantero, algo escorado a su banda para servir buenos balones a Manu, Higinio o Guillermo. Como decíamos, difícil saber con qué saldrá Arrasate cada fin de semana

Su XI tipo

CD Numancia: el bloque por encima de todo, GranadaCFWeb

LA ESTRELLA | AITOR Fernández
EL FICHAJE | Pape DIAMANKA
EL JUGADOR A SEGUIR | Pere MILLA