El Granada suma otros tres puntos tras reconciliarse con la victoria el pasado sábado. En esta ocasión, el Granada tiró de oficio en un partido que no permitió ni un respiro. Sin brillo, los rojiblancos se tiraron al barro y estuvieron a un muy buen nivel defensivo para salir de Alcorcón con los tres puntos. Pedro fue crucial y Saunier, definitivo

Partido muy complicado para los de Oltra. El técnico, que sabía de la importancia de las segundas jugadas y el control del apretado centro del campo, apostó por el esquema más lógico y Joselu fue el único punta. La única novedad del equipo que convenció ante el Córdoba. El Alcorcón, con cambios superficiales y la misma férrea idea que ya pusiera en práctica desde agosto, se hizo fuerte con un Dumitru fuerte de espaldas y la velocidad de Pereira como mayor arma. Precisamente el punta alfarero tuvo la primera gran ocasión de partido de alto ritmo y poca historia. Recibió un balón directo y vio a Varas adelantado. Su vaselina lejana se topó con el larguero mientras Varas ya lamentaba el tanto. El Granada no supo contestar, no ayudó las dimensiones del campo que más que una excusa resultaron un rival más a vencer. Los continuos acercamientos locales no tuvieron consecuencias, en parte por un Menosse muy concentrado. Saunier, algo más confiado que en su debut ante el Córdoba, cometió un penalti sobre Pereira y dio a los alfareros la oportunidad de adelantarse. No falló Peña, a pesar de que Varas estuvo a muy poco de detener la pena máxima (1-0). Apenas cinco minutos tardó el equipo rojiblanco en igualar el marcador. No habían contado con presencia en el área rival, pero Casto echó una mano. Quiso sacar el cuero jugado y lo que hizo fue regalar el balón a Pedro. El máximo goleador del Granada no se lo pensó dos veces y se sacó un derechazo lejano que entró besando el poste y silenciando Santo Domingo (1-1). Al contragolpe pudo llegar el segundo. Sergio Peña avanzó con el balón controlado y disparó a meta, pero el disparo salió rechazado y cayó en las botas de Pedro. El segundo remate sí llegó a meta, pero fue rechazado por Casto. Con esta segunda ocasión se acabó el primer tiempo. Buen premio para un Granada que no había desplegado su mejor juego aún.

▷ Leer  Once partidos después, el Granada gana fuera de casa

Tampoco es que el juego mejorara mucho en la segunda mitad. Quizá fue el pronto cambio en el marcador el que condujo el encuentro al asedio alfarero. Y es que en la primera jugada de peligro tras el descanso -en el nueve de la segunda parte- Pedro puso un centro tenso desde la esquina y Saunier, después de que un compañero peinara levemente el balón, remató a gol con un soberbio testarazo (1-2). Desde entonces, el cuadro de Oltra se impuso en el barro. El juego se volvió torpe y gris por el buen hacer de los defensas rojiblancos, expertos en la guerra de guerrillas y valientes en el juego por aire. El árbitro, a pesar de no haber demasiada violencia en las disputas, sacó bastantes amarillas para penar así las continuas interrupciones en el juego. La segunda parte se hizo tediosa para el aficionado neutral, exasperante para los del Alcorcón y sufrida para los granadinistas. A pesar del aparente dominio local, tuvimos que esperar hasta el minuto 84 para ver una ocasión manifiesta de gol para el Alcorcón. Fue en un despiste de Menosse, que no dejó un balón fácil para Varas y regaló un balón botando a Sangalli. El jugador local la mandó desviada, pues apostó por la potencia y no por la precisión en su golpeo. Cualquier balón colgado acababa en los guantes de Varas o en las acertadas cabezas de Saunier y Menosse. La pareja de centrales hizo su mejor encuentro y, más allá del penalti, se mostraron inexpugnables. El orden defensivo, el desempeño en el sufrimiento y la eficacia en ataque. El Granada ha encontrado su dinámica, se ha reconciliado con la victoria y ha recuperado la confianza. Lo importante, brilló el resultado en el siempre entrañable Santo Domingo.

Foto: LaLiga

FICHA TÉCNICA:

AD Alcorcón: Casto; Laure, Navarro, Hugo Álvarez (Burgos, 45´), Fernández (Sangalli, 62´), Bellvís; Dorca, Errasti, Peña; Dumitru (Borja Lázaro, 62´) y Jonathan Pereira.

Granada CF: Varas; Víctor Díaz, Menosse, Saunier, Álex Martínez; Baena (Alberto Martín, 60´), Montoro; Pedro, Sergio Peña (Kunde, 78´), Machís (Quini, 89´); y Joselu.

Goles: 1-0, Peña p. (34´); 1-1, Pedro (38´); 2-1, Saunier (55´)

Árbitro: López Toca. Amonestó a Baena (12´), Hugo (15´), Borja Lázaro (67´), Menosse (72´), Pereira (73´), Javi Varas (75´), Sangalli (84´) y Laure (87´)