Los de Pedro Morilla han vuelto a la senda de la victoria al arrancar de Sevilla los tres puntos. Casi y Pablo perforaron la meta del filial bético para hurgar en la herida verdiblanca y cerrar la rojiblanca

El Granada CF B vuelve a ganar tras varias jornadas de aciagos resultados y numerosas dudas. Tras un inicio de liga casi inmaculado, los jóvenes jugadores rojiblancos cayeron en una racha de derrotas que aplacó la euforia y humanizó a los pupilos de Morilla. Sin embargo, cuándo más difícil parecía, el filial rojiblanco se levantó y se marchó de Sevilla con tres puntos más en su haber. Y hablamos de dificultad porque el partido se puso pronto cuesta arriba para los visitantes. Los jugadores béticos, entrenados por José Juan Romero, no han ganado en los últimos seis encuentros, por lo que a la hora de hablar de malas rachas los verdiblancos no se quedan atrás. La Ciudad Deportiva Luis del Sol amanecía soleada para acoger en derbi de filiales, con la esperanza de que los locales hicieran valer su condición de anfitriones ante el Granada. Todo comenzó a las mil maravillas pues el Granada salió aún dormido y recibió el primer gol en el minuto cuatro de juego. Loren apareció entre los defensas rojiblancos para batir a Aarón Escandell. La intensidad la pusieron siempre los de Morilla, mucho más coherentes y consistentes en su juego. Sin embargo, el segundo sobresalto de la mañana lo puso Roberto, con una falta a la que reaccionó con apuros el meta nazarí. Diez minutos después de que Loren adelantara a los locales llegó el premio rojiblanco. Casi se plantó ante Pedro y lo batió con una bella definición para poner el empate. Si bien los de Morilla no habían gozado de muchas ocasiones, el tanto respondía de manera justa lo visto en el verde. El gol animó a los rojiblancos, que probaron fortuna con varios chuts a los que respondía de manera brillante el portero bético. Hasta que Pablo González la ajustó tanto que la estirada de Pedro fue inútil. Su disparo a la media vuelta ponía el segundo en el marcador.

El Granada B protagonizó un visible paso atrás y reforzó su entramado defensivo, obligando a los locales a buscar el empate con disparos lejanos ante los que Aarón no tuvo problemas. Con el protagonismo y el cuero del lado local, los pupilos de Morilla estuvieron concentrados y solidarios en defensa, llegando al descanso con ventaja. El golpe anímico para los locales era demasiado evidente, retirándose nerviosos al vestuario. El partido se les había puesto de cara, pero no aguantaron las embestidas visitantes por más de diez minutos. Tras el descanso, los béticos salieron con mucha voracidad en ataque, pero algo desguarnecidos en defensa. Loren y  Roberto fueron de lo más destacado, siendo este objeto de la polémica cuando cayó tras ser agarrado por Adri Castellano. El colegiado no creyó que el forcejeo fuese suficiente para pitar pena máxima. Tras aguantar el inicial vendaval de la escuadra local, el Granada empezó a sentirse más cómodo y a lanzar contragolpes que a poco estuvieron de poner el tercero a su favor. Morillo y Juancho tuvieron las más claras con dos disparos que acabaron desviándose del marco de Pedro. Poco después, y de nuevo con Víctor Morillo como protagonista, Pedro apareció en el mano a mano para evitar el gol que habría sentenciado el choque. Si el portero local estuvo acertado, más brillo el meta granadinista Aarón, con varias intervenciones de mérito en los compases finales. El Betis Deportivo lo siguió intentando con insistencia, cada vez con menos fe y agigantando la figura de Escandell. Con el partido totalmente roto, los delanteros de uno y otro equipo tuvieron en sus botas la posibilidad de poner más tantos en el marcador pero se durmieron ante la rápida reacción de los defensas. Finalmente, victoria del Granada B que sirve para reaccionar al duro bache y enderezar el camino. 

FOTO: Real Betis Balompié | Fernando Ruso

Betis Deportivo: Pedro; Julio Alonso (Aitor 58´), Dan Ojog, Nacho, Redru; Hinojosa; Iván Navarro (Tellado 79´), José Irizo, Julio Gracia, Roberto (Nieto 75´); y Loren.

Granada B: Aarón; Antonio Marín, Pablo Vázquez, Fran Serrano, Adri Castellano; Pablo González (Víctor Morillo 60´), Eliseo, José González, Andrés García; Juancho (Neva 88´) y Casi (David Grande 54´).

Árbitro: Arias Madrid (ceutí). Amarillas al local Redru, así como a los visitantes Antonio Marín, Fran Serrano, Andrés García, Adri Castellano, David Grande y Víctor Morillo.

Goles: 1-0 (4´) Loren; 1-1 (15´) Casi; 1-2 (28´) Pablo González.