El filial granadino viajará a tierras gaditanas para enfrentarse a la Balompédica Linense, uno de los clásicos en la categoría de bronce

Pedro Morilla y su plantilla viajan este fin de semana a Cádiz para enfrentarse al Linense, a partir de las 5 de la tarde de este domingo 19 de noviembre, con el objetivo de recuperar sensanciones tras los pinchazos sufridos en el último mes de competición.

El cuadro nazarí llega a este encuentro tras el empate en casa ante el Lorca Deportiva (1-1) en la anterior jornada, que lo ha llevado a ocupar la sexta posición en la tabla con 22 puntos, a uno del Écija, que se sitúa en cuarto puesto y a cuatro puntos del Extremadura, líder de la categoría. Para Pedro Morilla, el partido ante el Linense será de máxima exigencia, porque considera al equipo gaditano como uno de los rivales que estarán luchando hasta el final por entrar en los playoffs. El filial no tendrá bajas para el partido. Por su parte, el Linense, ocupar la novena posición, a tan solo dos puntos del conjunto rojiblanco, aunque llega tras sumar tres tropiezos consecutivos, el último ante el San Fernando (2-0). Solo Marbella y Écija han conseguido ganar en el Municipal de la Línea en los siete partidos hasta ahora disputados, por lo que se comprueba la dificultad de este rival.

Ambos equipos se han enfrentado un total de ocho ocasiones en Segunda División B, un clásico de esta categoría. La historia favorece al Granada «B» porque solo en una ocasión ha perdido ante el Linense, y tuvo lugar en la temporada 2013-14 (2-0). Desde entonces, tres empates y tres victorias. El último triunfo se produjo la pasada temporada en Los Cármenes por 3-0.

Foto: Granada CF | Pepe Villoslada