El Granada se medirá ante el Reus en un partido que permitirá comprobar el rendimiento del equipo sin Machís antes de la llegada del Sporting

Tras unas semanas de juego y resultados intermitentes, los rojiblancos llegan al último encuentro como visitantes del 2017 (hoy a las 18:00 horas) con la sensación de estar ante un doble test. En primer lugar, se podrá conocer el estado actual del equipo, que ha atravesado aguas bravas en las últimas jornadas y ahora espera volver a surcar el mar en calma. Más valor aún tiene esta prueba a la hora de medir sensaciones, pues el próximo rival en pisar el césped de Los Cármenes es el Sporting, otro de los equipos descendidos la pasada campaña que busca ahora volver a la máxima categoría.

La segunda vertiente en la que el Granada será puesto a prueba no es otra que la de su rendimiento sin Darwin Machís. El extremo llegó con galones y sobre el campo ha demostrado merecerlos, dejando claro en diversas ocasiones que su nivel no es el de un futbolista de Segunda división. Sin él, el Granada ha sufrido y su ataque se ha visto mermado considerablemente, tanto que hay incluso voces que sugieren la existencia de una ‘machísdependencia’ nada beneficiosa para los de Oltra. Hoy mismo se conocerá hasta qué punto es real.

Los locales afrontan el encuentro desde el ecuador de la tabla, algo contemplado dentro del objetivo marcado para esta temporada por el club catalán. Sin embargo, tras caer por 3-0 ante un Tenerife que mira ya a los puestos de ‘play off’, el Reus buscará brindar una victoria a su afición para cerrar el año en su estadio con la consecución de los tres puntos. Una victoria les llevaría a pelear por un hueco en la zona alta, mientras que una derrota haría que el pozo del descenso se viese más cercano de lo deseable.

Por su parte, el Granada luchará por volver a entrar en los puestos de ascenso directo. Para ello contará con la vuelta de aquellos que copaban la enfermería, a excepción de Baena, que se une al sancionado Machís en el capítulo de bajas. Los rojiblancos consiguieron la victoria en el último minuto en la jornada anterior, por lo que intentarán sumar los tres puntos de nuevo para iniciar una racha de victorias que pueda elevar la moral y ayudar s cerrar el año de la mejor manera posible. En caso de derrota, los de Oltra podrían verse apeados de la zona de promoción.