El calendario da razones para sonreír a los aficionados rojiblancos y es que, a pesar del pesimismo en los más impacientes tras salir de la zona de playoffs, el Granada debe recibir aún a los mejores equipos de la categoría. El primero, el Real Sporting mañana

El Granada oscila entre el desbordante optimismo tras los partidos de casa y el feo regusto que está dejando en algunos partidos fuera de Los Cármenes. La afición, pasional y calculadora como lo son las de los mejores conjuntos, imita al equipo y pasa de la celebración a la tragedia en solo una semana. Es fácil, pues los de Oltra no están siendo el mismo equipo a domicilio y eso, de continuar, limitaría mucho las aspiraciones del plantel nazarí. Ganar fuera no es conditio sine qua non para entrar en la fase de ascenso, pero sí se debe sumar con cierta asiduidad lejos de casa para postularse al ascenso directo. Equipos como el Lugo y, ahora, el Cádiz han mantenido una regularidad aplastante, hasta el punto de no verse demasiada diferencia entre su rendimiento en casa y fuera. El Huesca de Cucho y Melero, líder de la categoría, tiene peor desempeño como visitante que otros diez equipos -entre los que está el Granada- aunque es cierto que ha jugado un partido menos fuera que el resto. Sin embargo, hablábamos de Cádiz y Lugo porque son los dos mejores equipos fuera de sus estadios. 16 puntos han sumado los gaditanos fuera de casa, por 14 del CD Lugo. El Granada sumaría 11 con el empate en Reus, por lo que las cifras no son alarmantes y dejan en buen lugar a los de Oltra. La preocupación está en la sensación de que esta pequeña brecha existente se empieza a reflejar en la clasificación.

Como el propio técnico valenciano analizó en sala de prensa, la Segunda División está más apretada que nunca y una distancia de tres o cuatro puntos no es garantía de nada. Esos cuatro puntos son los que separan al Granada del ascenso directo que marca ahora mismo el Cádiz CF. Es más, diez puntos existen de margen entre el equipo que más próximo está al playoff -el Granada con 31- y el que marca el corte de la salvación -Gimnástic con 21-. La entidad rojiblanca se marcó el ascenso directo como objetivo real y factible, por ello el salir de la zona de playoffs ha empujado a los más pesimistas a dar la voz de alarma. No obstante, Granada espera. Y es que los más optimistas tienen ante sí el favor del calendario.

Si tenemos en cuenta el estrecho margen comentado anteriormente y observamos los 15 primeros clasificados de LaLiga 123, nos daremos cuenta de que el Granada, más allá de que mejore o no su rendimiento como visitante, tiene muchas opciones de lograr su ansiado objetivo. De los 15 mejores equipos de la liga, amén de lo que nos dice la tabla, solamente cuatro han jugado ya en Los Cármenes -Huesca (1º), Lugo (3º), Oviedo (5º) y Almería (14º)- y los cuatro perdieron.

▷ Leer  Arezo se marcha cedido al Peñarol

¡Los otros diez mejores equipos de la liga deben aún visitar Los Cármenes, habiendo recibido ya la visita del Granada CF! Este dato, de mantenerse el nivel que está exhibiendo el equipo rojiblanco en casa, no hace sino reforzar la idea de que queda mucho bueno por disfrutar y nos habla de la dureza que tenía esta primera vuelta para los de José Luis Oltra. La voz de alarma es quizá exagerada si tenemos en cuenta que Cádiz (2º), Rayo Vallecano (4º), Numancia (6º), Sporting (8º, mañana miércoles a las 21h), Osasuna (9º), Valladolid (10º), Tenerife (11º), Reus (12º), Zaragoza (13º) y Cultural Leonesa (15º) tienen aún que viajar rumbo a Granada. El equipo que completa los 15 mejores clasificados es el propio Granada. Con estos datos en la mano es difícil no ser optimista, aún a sabiendas de que los partidos de casa también hay que jugarlos y tienen su complejidad.

Foto: