El Granada, con estos nueve puntos conseguidos, ha recortado la distancia con el ascenso directo, y ahora tan solo es de un punto de diferencia

Comentaba José Luis Oltra al finalizar el encuentro ante el Córdoba, que hace “tres semanas se veían las cosas negras y ahora se verán grises o claras” y no es para menos porque con las tres victorias consecutivas logradas por el conjunto nazarí, el ascenso directo se ha situado a tan solo un punto, cuando hace tres jornadas, estaba a seis.

La derrota en la 24ª jornada ante el FC Barcelona (3-0) ponía en peligro el puesto de Oltra, sobre todo por la forma de perder y por los más de dos meses que llevaba el equipo sin ganar fuera de casa, algo impensable para un equipo que quiere ascender a Primera División. Las dos jornadas seguidas en casa han aliviado mucho la situación con las victorias ante el Tenerife (2-1) y Valladolid (1-0) pero también por la conseguida este domingo ante el Córdoba, que mata dos pájaros de un tiro. En primer lugar, por cortar la racha fuera de casa, que desde el mes de octubre, era nefasta. La última victoria fue ante el Numancia (2-1). Frente al Córdoba, tuvieron que remontar el partido y en los últimos diez minutos Machís y Kunde dieron el triunfo. Y en segundo lugar por la distancia con el ascenso directo. Tras la derrota en el Mini-Estadi, el Cádiz se situaba con 43 puntos, mientras que los granadinos, fuera incluso de los playoffs, con 37. Tres jornadas más tarde, el que ocupa ahora la segunda posición es el Rayo Vallecano, con 47, empatado con el Cádiz. En cuarto lugar aparece el Granada, con 46, por lo que la distancia se ha visto disminuida.

El siguiente paso es el Alcorcón, el próximo domingo en Los Cármenes, por lo que el equipo vuelve a donde se siente más cómodo. El Granada podría lograr algo que esta temporada todavía no ha hecho y es ganar cuatro partidos consecutivos. Lograr 12 de 12 sería dar un golpe en la mesa, además de aprovecharse de enfrentamientos directos como el del Rayo ante el Huesca o el Sporting ante Osasuna, y el pequeño bajón de forma del Cádiz con una victoria en los últimos cinco partidos.