Importantísima victoria en Los Cármenes, donde el equipo sigue intratable. Adrián Ramos revolucionó la segunda parte en dos minutos. Antes, Casto permitió a su equipo mantener el empate a nada a pesar de encontrarse con muchas ocasiones en contra. Salvador fue titular y Germán hizo olvidar a Chico Flores. El Granada se reengancha y la corazonada está más viva que nunca

El Granada se encontraba ante una de las mejores oportunidades de la temporada. Con sus rivales pinchando en la jornada que nos ocupa, los de Oltra tenían a tiro al Cádiz y muy cerca la zona de ascenso directo. El rival, un Alcorcón que lucha por despegarse de la zona de peligro, y su rendimiento como local auguraban una tarde plácida en la que, para más inri, salió el sol. El planteamiento del entrenador rojiblanco no varió de los visto en anteriores encuentros en el Nuevo Los Cármenes. Sí lo hicieron los protagonistas, con la entrada de Germán por la obligada baja de Chico Flores y la sorprendente suplencia de Pedro. Salvador Agra fue el elegido para aportar ese necesario soplo de aire fresco al once granadinista. El Alcorcón, como cabía esperar, inició el partido muy resguardado, respetando al conjunto de Oltra y procurando no verse superado en el marcador desde pronto. Lo consiguió, de hecho aguantó estoico el 0-0 todo el primer tiempo, si bien el Granada gozó de más oportunidades tras un inicio algo apático. Tampoco se descuidaron los rojiblancos en tareas de brega y contención, destacando en el primer acto los centrales. Al sobrio y elegante Saunier se unió Germán, atento y aseado en el arte de sacar el balón jugado. Sin embargo, los focos los ocuparon Kunde y Peña, aportando la calidad y chispa que a Machís parecieron faltarle antes del receso.

El inicio, tímido por la parte alfarera y de toma de sensaciones en el bando local, no dio paso a la acción hasta pasado el cuarto de hora, cuando Darwin Machís probó a Casto con un chut lejano y blando. Con Agra aportando desborde y Peña inventando huecos en la temblorosa zaga visitante, llegaron las dos mejores oportunidades. Fueron dos contragolpes de manual, en los que Agra primero y Kunde después rompieron las líneas del Alcorcón. Un mal pase del portugués y un disparo altísimo sin oposición de Machís, respectivamente, truncaron ambas jugadas. Peña creció con el paso de los minutos y no dudó a la hora de sacar la diestra para poner a prueba a Casto que, aún con dificultades, evitó el gol local. Sin embargo, y entre este carrusel de ocasiones rojiblancas, el Alcorcón disfrutó de la más peligrosa, en un disparo lejano de Álvaro Peña que se topó con el poste. La suerte sonrió a Oltra y los suyos, pues Varas no pudo reaccionar ante el chut.

Tras el descanso fue el Alcorcón el que aprovechó el enfriamiento colectivo para pisar el área del Granada. Mateo protagonizó una de las jugadas más bonitas en un quiebro que dejó atrás a Víctor Díaz y asustó a los aficionados locales. La jugada, para suerte del Granada, acabó en nada. A renglón seguido, Pereira se internó y buscó sorprender a un atento Javi Varas. La prueba inequívoca de que el Granada no había salido enchufado fue la tercera seguida del Alcorcón, cuando Dorca mandó a las nubes un balón muy franco para el golpeo sobre Varas. Sin embargo, tras una cariñosa regañina del respetable, espabiló el conjunto de Oltra. Víctor Díaz controló en banda y puso un centro medido para que Ramos, desde atrás y con un defensa de mochila, la mandara a la red de primeras (1-0). No tardó ni dos minutos en llevar a la euforia a los congregados en Los Cármenes, en una jugada personal embarullada en la que insistió. Se llevó el balón y desde dentro del área la puso muy cerca del larguero, ajustando al máximo para evitar que el portero tapara el disparo (2-0). Quizá por la emoción del momento, tuvo que aparecer Javi Varas para rechazar un duro disparo de Pereira que habría recortado distancia, aunque sólo fue un espejismo. Machís y Peña tuvieron en una muy buena jugada la posibilidad de hacer el tercero. Casto estuvo muy bien en esa jugada, mucho más rápido en su reacción que en su ejecución de saques de puerta en la primera parte.

▷ Leer  Leganés 1 - 0 Granada: La inferioridad numérica puede con un Granada que dio motivos para merecer más

Oliendo la sangre, la delantera rojiblanca no se amilanó buscando el tercero y Kunde fue el que estuvo más cerca con un disparo lejano pero muy bien ajustado a la escuadra. Faltó poco. Oltra, quizá tratando de aprovechar el buen rendimiento del once, no hizo demasiados cambios aunque el marcador lo sugiriera. Hjulsager por Agra fue el único movimiento, dando al danés un cuarto de hora más con el equipo. Ya en los últimos minutos, metió a Baena y Joselu para dar descanso y merecida ovación a Peña y Ramos. Las ocasiones dejaron de llegar en el último cuarto de hora, porque el Granada prefirió dosificarse y pensar ya en Lugo. El Alcorcón buscó un gol que aportara tensión al final del encuentro y los metiera en el reparto de puntos, aunque el bagaje ofensivo del conjunto alfarero fue pobre. Con el 2-0 y los tres puntos en el bolsillo, los rojiblancos recuperan el aliento y alcanzan una buena posición para disputar el ascenso directo a Huesca y Rayo. La corazonada late fuerte, más después de soltar el lastre que suponía la incapacidad de sumar fuera. El golpetazo en El Arcángel y la bendición de Ramos ponen al Granada en el buen rumbo hacia Primera.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Javi Varas; Víctor Díaz, Germán, Saunier, Álex Martínez; Alberto Martín, Kunde; Salvador Agra (Hjulsager, 71´), Peña (Baena, 80´), Machís; y Ramos (Joselu, 85´).

AD Alcorcón: Casto; Laure, Burgos, David Fernández (Hugo, 82´), Bellvís; Dorca, Errasti (Nono, 61´); Álvaro Peña, Mateo (Bruno Gama, 83´), Sangalli; y Pereira.

Goles: 1-0, Adrián Ramos (55´); 2-0, Adrián Ramos (57´)

Colegiado: Varón Aceitón, Balear. Amonestó a Errasti (42´) y Álvaro Peña (57´)