Los rojiblancos acabaron la jornada 27 tras la remontada en Córdoba ocupando la cuarta plaza con 46 puntos a uno del Rayo Vallecano que limita la zona de ascenso directo. En la temporada del retorno a Primera División, los granadinistas se encontraban en la misma posición y el Rayo era segundo. En la jornada 28 los rojiblancos cayeron en casa frente al Salamanca (0-1)

Tras el descenso a Segunda División la eterna comparativa respecto a la última etapa en la división de plata es difícil de obviar analizando las similitudes con aquel plantel de la campaña 2010/2011 que consiguió un hito histórico, tras 35 años de tránsito por el desierto, con la actual escuadra dirigida por José Luis Oltra. El contexto es diferente debido a la diferente situación del club en este intervalo de tiempo, hace siete campañas el club regresaba al fútbol profesional y su principal objetivo era mantenerse en la categoría a través de una campaña tranquila e ilusionante aunque finalmente llegó la magnífica hazaña. Actualmente el plan de ruta es innegociable y pasa por retornar a la élite nacional lo más rápido posible.

El Granada de Oltra se sitúa en la cuarta plaza con 46 puntos en su haber con un balance de 39 goles a favor y 29 encajados lo que significa un saldo total de +10 tantos. El conjunto de Fabri se colocaba en la cuarta posición con 44 puntos en su casillero con unos números de 50 goles a favor y 31 encajados firmando un saldo global de +19. Existen dos puntos de diferencia entre ambas escuadras que se manifiestan en una victoria más, en estos momentos, para los chicos de José Luis Oltra. Los dos técnicos compartieron el sabor de la derrota en siete ocasiones hasta la jornada 27.

La exhaustiva igualdad entre los clubes que militan en la actual división es bastante superior a la competividad de hace siete años. Tras superar el ecuador del campeonato doméstico, las diferencias entre las entidades son mínimas; entre el segundo puesto y la sexta plaza solo existen tres puntos de distancia. En aquella época, el segundo clasificado (Rayo) abría una brecha de 12 puntos respecto al Barça B que ocupaba el sexto escalón de la tabla clasificatoria. La diferencia positiva entre ambos equipos comparados reside en la ventaja entre el Rayo Vallecano, que también era el segundo en la 10/11, y los nazaríes. El proyecto de Pina se encontraba a 11 puntos de los rayistas y en la actual temporada el conjunto de Jiang y Salvador se mantiene a tan solo un punto de los madrileños. Números para aspirar a todo y a nada.

▷ Leer  Paco López: "Los jugadores han interpretado el partido a la perfección"

El próximo domingo frente a la AD Alcorcón en el Nuevo Los Cármenes, los nazaríes tienen la ocasión perfecta para conseguir una racha de cuatro partidos consecutivos venciendo y presentar su candidatura a ocupar plazas privilegiadas al final de la jornada y aventajar en 5 puntos los registros de Fabri González en la cita 28, un dato tremendo comprobando el nivel actual de la competición. Si los locales no vencen podrían sufrir el mismo revés que sufrieron Benítez, Siqueira, Geijo, Nyom y compañía en casa frente al Salamanca tras encajar el tanto de Brian Sarmiento que significó la derrota nazarí en el Nuevo Los Cármenes.

La plaza de ascenso directo dependerá de un triunfo de los rojiblancos y una carambola que pasa porque no gane el Rayo frente al líder y Fabri González con el Lorca genere un zarpazo en el Ramón de Carranza. Volver a soñar también puede ser culpa del gallego.