El gaditano volvió a la titularidad con la camiseta del Granada para convertirse en una pieza clave de la victoria “in extremis” de los rojiblancos. Ha disputado 9 partidos y en seis encuentros el equipo frenó la sangría de goles encajados. No viajó a Oviedo

Casualidad o no, la figura de Germán Sánchez comienza a ser incuestionable en el apartado defensivo del Granada. Su escasa participación en la idea de José Luis Oltra le llevó a quedarse fuera de la convocatoria frente al Real Oviedo, un hecho sorprendente si analizamos los resultados de los granadinistas cuando el zaguero andaluz se encuentra en el césped. No es el defensa más rápido, ni el más elegante o más estético pero sus acciones se caracterizan por la seguridad y contundencia. Su perfil defensivo es el más adaptado a la categoría.

El central gaditano llegó a Granada con la vitola de jugador experimentado -casi asciende con el CD Tenerife- y aparentaba ser el líder del marco defensivo de Oltra aunque una fractura en el quinto metatarsiano le mantuvo alejado dos meses de la competición, tuvo una recuperación récord que corrobora su magnífico físico. La soprendente llegada de Chico Flores y el resurgimiento desde el ostracismo de Saunier restaron las posibilidades del gaditano para recuperar la titularidad en la plantilla nazarí.

Uno de los puntos negativos que provocaron la destitución de Oltra fue la dificultad para dejar la portería sin goles durante los partidos, una circunstancia que comenzaba a ser una rutina cada jornada y hurgaba en la herida del balón parado.

Tras 32 encuentros disputados, el Granada solo ha cerrado el arco de Javi Varas durante nueve ocasiones y en dos tercios de la estadística, Germán estuvo presente. El central granadinista ha disputado 750 minutos desglosados en los nueve choques donde ha competido: Albacete (0-0), Real Zaragoza (1-1), Huesca (2-0) – jugó 35 minutos tras más de dos meses lesionado-, en la derrota frente al Rayo (1-0), Almería (3-2), Reus (0-0), Valladolid (1-0), Alcorcón (2-0) y en la reciente victoria frente al Numancia.

La llegada de Morilla, reconocido por su solidez defensiva, puede ser decisiva para Germán Sánchez, que puede ser vital en el tramo final de la campaña obteniendo la titularidad en detrimento de Chico Flores o Matthieu Saunier. Si el gaditano está avalado por el cerrojo defensivo, su puesta en escena comienza a ser obligatoria.

Foto: La Liga