Los aragoneses no pasaron del empate sin goles en el encuentro aplazado del jueves frente al Albacete. Han ocupado plazas de ascenso directo desde la jornada 13 hasta la fecha 33 del campeonato liguero. El Huesca encadena 8 partidos sin conseguir la victoria. En la jornada 26, los oscenses sacaban 11 puntos de diferencia sobre el tercero de la clasificación

La Liga 1|2|3 es totalmente impredecible y así lo demuestra la actual temporada del Huesca, que se acercaba a Primera División a pasos agigantados hasta la fecha vigésimo séptima del calendario liguero cuando los oscenses cayeron derrotados en Pucela frente al Real Valladolid (3-2) tras un admirable partido de los visitantes pese a la frustración final que significó el gol de Óscar Plano. La Sociedad Deportiva Huesca no conoce la victoria desde el 11 de febrero de 2018 tras vencer por la mínima a la Cultural Leonesa.

La pésima racha que está lastimando al ambicioso proyecto del Alto Aragón ha dejado un pobre saldo de 4 puntos cosechados tras 24 unidades en juego durante los últimos 8 encuentros que ha disputado la plantilla de Rubí. Los resultados negativos que están afectando al conjunto aragonés vienen amparados por el decreciente nivel goleador de los azulgranas, tras realizar una competición fantástica avalada por los espectaculares registros anotadores del Cucho Hernández y Gonzalo Melero durante la primera mitad del campeonato doméstico. El joven colombiano lleva 11 dianas aunque acumula un tanto en sus últimos doce encuentros. Gonzalo Melero ha celebrado 12 goles.

Durante el último tramo de competición desarrollado, la SD Huesca ha sufrido cuatro derrotas aunque dos han sido muy relevantes en las aspiraciones del ascenso por la vía rápida, debido a los contudentes tropiezos frente al Rayo Vallecano (3-0) en Vallecas y el jarro de agua fría que significó el choque contra el Sporting de Gijón cuando los azulgranas perdieron en El Alcoraz por 0 a 2. Dos caídas que han significado olvidarse del ´goal-average particular´ respecto a asturianos y rayistas, los líderes de Segunda División. La reciente derrota en el derbi aragonés ha hecho sonar las alarmas pese a ser un equipo que no tiene la presión del resto de rivales.

Tras firmar las tablas ante el Albacete, los oscenses comenzarán oficialmente la jornada 35 en zona de playoffs -un hecho que no se ha repetido desde el 28 de octubre de 2017, cuando volvieron a empatar a 0 en territorio albaceteño-. La plantilla de Rubí venció el 6 de noviembre al Real Zaragoza (3-1) y compartió los puestos de oro junto al Granada CF, que lideraba la tabla. La semana posterior, el Huesca aprovechó el sorprendente tropiezo de los granadinistas frente al colista y se agarró a la primera plaza que no soltó hasta el 31º enfrentamiento liguero.  El mejor momento de forma del plantel aragonés tuvo su pico en la jornada 26 y se tradujo en la primera gran brecha de una igualada competición; tras abrir una diferencia de 11 unidades respecto al Rayo, que se situaba tercero en zona de promoción.

Los granadinistas llegaron a estar situados a 12 unidades del Huesca, una cifra que parecía una cordillera difícil de superar. Actualmente, el conjunto de Morilla -fuera de promoción- se encuentra a seis puntos de la posición con más privilegios de las que disputan el playoffs de ascenso a Primera División: la tercera plaza del Huesca.

Foto: La Liga