El nuevo entrenador rojiblanco ha comparecido ante los medios de comunicación en la Ciudad Deportiva del Granada. El preparador se muestra muy satisfecho con la gran actitud de los futbolistas y el excelente nivel de la plantilla granadina

Miguel Ángel Portugal ha aparecido, por primera vez, en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Granada con motivo del encuentro que disputarán los granadinistas frente al actual líder de la categoría. El nuevo míster nazarí ha expuesto públicamente las positivas sensaciones que ha recogido durante la primera semana de trabajo destacando la «gran actitud» de la plantilla para luchar por el objetivo durante lo que queda de campeonato. El técnico ha recalcado que «es una muy buena plantilla con mucha calidad» y quizá peca de «ser correcta y a los entrenadores les gustan las plantillas ciertamente incorrectas» en su visión personal. El deseo de Portugal es «inculcar personalidad y carácter para poder generar fuerza como plantilla«, con esta idea el experimentado entrenador busca «resolver las diferentes situaciones del partido sin obcecarse».

Sobre la posibilidad de afrontar el encuentro frente a los rayistas con novedosos cambios en el equipo, el burgalés ha sido firme, ha comentado que «hay que tener tranquilidad y no se deben de hacer revoluciones«, la meta para revertir la mala dinámica que arrastra el conjunto pasa por «quedarse con las buenas cosas que dejaron Oltra y Morilla, aparte de introducir sus propias ideas para llegar a conseguir una inercia positiva durante los encuentros» y ha confesado su principal quebradero de cabeza que es la «preocupación por el balón parado y la escasez de alternativas durante los partidos».

Respecto al mayor peligro de su próximo rival, el preparador nazarí ha comunicado que el principal arma de los equipos que están situados en los puestos más altos de la clasificación es «la inercia positiva que se refleja en cualquier disputa de balón y la fortuna del juego» aunque ha vuelto a recordar que el Granada CF tiene «poderío y plantel para conseguir la victoria frente al Rayo y apurar las opciones del playoffs». Este último hecho es el que empujó a Miguel Ángel Portugal para coger las riendas del banquillo rojiblanco, como él mismo ha trasladado a la prensa.

▷ Leer  Robert Moreno: "Ni Duarte ni Isma Ruíz llegan al partido contra el Alavés"

Uno de los principales obstáculos de este equipo en el momento más importante de la temporada es el colapso mental que afecta a los futbolistas. Portugal ha dado una lección del significado de la confianza y el autoestima en el fútbol de alto nivel comentando que «él no debe de otorgar la confianza como tal, ellos tienen que tener el autoestima alto y va a ayudar a que aumente porque son buenos jugadores y deben de creérselo» la función del entrenador pasa por «ayudar a generar la confianza posible para que el autoestima no descienda porque son profesionales y lo bonito de su profesión es la capacidad de cambiar los eventuales pitidos por aplausos».

Foto: Granada CF